Orgullo para nuestro idioma

Publicado en: March 14, 2013 a las 4:26 pm

Hablando entre Lenguas

Por: Patricia Pedraza / Editorial

La elección del nuevo Papa Francisco  I,  de origen argentino,  es sin duda alguna un orgullo para nuestro idioma español,  reafirmando así  su poder  a nivel mundial.

Jorge Mario Bergolio,  de 76 años de edad es el nuevo Papa llamado Francisco I, es el sucesor del Benedicto XVI,  viene de familia de inmigrantes italianos, es de Buenos Aires, Argentina,   practicó la docencia en Madrid y se comunica en nuestro mismo idioma nativo. Si bien es cierto que los otros pontífices han sido poliglotas,  también es verdad que ya no  habrá  mas traducciones,  no mas malos entendidos,   sus mensajes para los feligreses latinoamericanos serán en su misma lengua.

El nombramiento de la máxima autoridad en el Vaticano a uno de los nuestros,  es para que  caminemos por el mundo sintiéndonos orgullosos de nuestros orígenes, de nuestra  lengua,  haciendo honor a su gran poder en todo el planeta tierra. Dirá usted.. ¿cómo se hace eso? Muy simple;  hablándolo bien, educándonos, leyendo, corrigiendo a las nuevas generaciones para que sean buenos portadores, embajadores  dignos de nuestro amado y súper reconocido español.

La distribución geográfica del español es inmensa. Somos 500 millones de hispanohablantes en todo el mundo, con 22 países que gozan teniéndolo como idioma oficial y  en 9 incluyendo los Estados Unidos,  es el segundo idioma más hablado. Basta de hacer mezclas de dos idiomas cuando no es necesario, basta de adoptar terminologías de otros idiomas. Nuestro español es suficientemente rico para crear sus propios léxicos. Esto va para aquellos que aun dudaban de su  poder inigualable.

Por otro lado, como todo en la vida tiene sus lados buenos y sus lados no tan buenos (porque se trata de ser siempre positivos), observamos titulares diciendo “tenemos un Papa que habla español”, opino  que deberíamos ser un poco más realistas y decir que el  Papa   habla un  “español argentino”,  porque las diferencias coloquiales son muy interesantes de país a país. Existen también  diferencias  en la gramática, acentuación y pronunciación. Por ejemplo:

*Diferentes pronombres de segunda persona singular, familiar . En México  se tutea ( tu) mientras que en Argentina se vosea (vos) y las conjugaciones  son diferentes:

tú amas, vos amás

tú juegas, vos jugás

tú sales, vos salís

Existen otras variantes que nos  sacan la expresión de asombro incluso hasta de vergüenza, porque en nuestros países significan algo muy distinto, por ejemplo las variantes de la palabra “niño” son interminables en todos los países hispanohablantes;

-mocoso

-escuincle

-chamaco

-huerco

-chilpayate

-enano

-cosa

-chacho

-chavillo

-morro

-pibe

Estas variantes son las aceptables o normales dentro de lo que cabe, porque debo mencionar que  un grupo de amigos argentinos me comentaron que en algunas regiones  del país sudamericano, a los niños- se les dice de cariño – pendejos-  o ¡niñitos= pendejitos! ..mi sorpresa fue porque en México esa palabra es un insulto, la conocemos como una “mala palabra” como una “maldición”.

Por lo tanto, hablando entre lenguas, les sugiero tener tolerancia y aceptar la diversidad cultural  en cuanto al idioma. Enfocarnos a lo positivo y abrazar este hecho histórico que un latinoamericano  que habla nuestra lengua es el representante del clero católico.  Bienvenido el Papa Francisco I,  y gracias por poner muy en alto nuestro español.

*Colaboradora. Profesora de español e inglés como segunda lengua en Texas School of Languages.

 

 

Sin comentarios »

Sin comentarios aun.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

tu opinion

Nota: Cualquier publicidad, insulto o comentario mal intencionado será eliminado.