domingo , enero 29 2023

Combine en sus reuniones una buena cerveza con un excelente aperitivo

Especial / Buenas Noticias

Cualquier momento es ideal para disfrutar de una cerveza, todo depende del antojo que se tenga, la preferencia por algún estilo o alguna nueva recomendación que se quiera comprobar. Es muy importante la cerveza a elegir, pero también la compañía. Tomarla entre familia, compañeros de trabajo o amigos es una experiencia que se disfruta al máximo porque se comparten momentos, recuerdos y planes. De ahí que las reuniones sean algunas de las oportunidades perfectas para disfrutarlas.

Especialistas recomiendan varias opciones para acompañar con botanas y bocadillos. Si se trata de jamón, cacahuates, papas fritas y aceitunas, nada como las cervezas de estilo Pills, Helles y Marzen. En cambio las Pale Ale, Indian Pale Ale y Amber Ale van muy bien con conservas en escabeche, chorizo, cacahuates, quesos cremosos y también aceitunas. Las nueces, avellanas y almendras combinan con las Goose y Gueuze, mientras que las de estilo Brown Ale o Strong Ale resultan idóneas para los quesos curados. Las Porter o Stout van bien igualmente con los quesos curados, los azules, además de las nueces y avellanas.

Las tablas de quesos son muy efectivas; los quesos conquistan por sus variedades, sabores y texturas. De acuerdo a la organización Cerveceros de España, los brie, de sabor ligeramente dulce y avellanado, al igual que los camembert van muy bien con las cervezas de cuerpo ligero. En cambio los gouda y parmesanos, con su ligero sabor de frutos secos y fondo lácteo, combinan con las Lagers negras. Ya cuando se trata de aquellos que tienen olores fuertes, sabores intensos y de corteza enmohecida, las cervezas negras y de cuerpo medio, muy aromáticas, resultan las ideales.

uanl

cata_aperitivos_y_cervezaYa avanzada la reunión, las cervezas de trigo, muy carbonatadas y que generan una sensación de acidez en boca se combinan con platillos intensos como cremas, quesos, mariscos y en general los que dejen una sensación grasosa en la boca. En cambio las Pale Ale van muy bien con carnes que en su elaboración se dejen rojas o crudas al centro, por ejemplo, solomillo, entrecot o magret de pato. El efecto que tienen es que suavizan el sabor alcalino de la sangre de este tipo de alimentos.

Por otro lado, aquellas de estilo Doble o Triple Belga las recomiendan con carnes o pescados sujetos a una larga cocción, por ejemplo, los estofados. Es decir, resultan ideales para reuniones familiares. Este estilo, al tener más alcohol, da una sensación de plenitud en boca, lo que permite que se logre una combinación perfecta con esta clase de platillos.

A manera de digestivos, lo expertos recomiendan las cervezas con mucho cuerpo y robustas para combinarlas con postres, especialmente con chocolates.

Como podrás comprobar, prácticamente existe un tipo de cerveza para cualquier momento y emoción. Sólo es cuestión de darse la oportunidad de probarla y dejarse conquistar por su color, cuerpo y la complejidad o ligereza de su sabor.

 

 

Nosotros invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *