miércoles , junio 19 2024

Conviértete en un “chiquiguardián” del agua

Desarrollo Sustentable /

Como sabes, todavía nos queda un mes en casa para cuidar de tu salud y evitar contagiarte del coronavirus Covid-19. Sabemos que extrañas a tus amigos y salir a jugar, pero no te desanimes, permanecer en casa también puede convertirse en toda una aventura. 

Uno de los principales combatientes de este virus es el agua. Para no enfermarnos es importante lavarnos las manos con jabón por al menos 40 segundos, pero ¿cierras la llave mientras lo haces?

Hoy más que nunca debemos de cuidar este “oro líquido” ya que nos ayuda a muchas más cosas como refrescarnos en tiempos de calor, a mantener limpia nuestra casa, los platos y cubiertos con los que comemos, nuestras frutas, verduras y a nosotros mismos. 

uanl


Por ello necesitamos tu ayuda para ver que este recurso natural no se desperdicie y de esta forma pueda seguir cuidando de todos nosotros. La manera en que puedes hacerlo es convirtiéndote en un chiquiguardián del agua ¿quieres saber cómo? Veolia, una compañía que se dedica al cuidado del medioambiente, te comparte distintas misiones para lograrlo: 

  • Misión: Ni una gota suelta – Recuerda que cada gota de agua que se desperdicia cuenta, por eso es importante mantener las llaves bien cerradas. Revisa que todos los baños de tu casa, la cocina, la regadera, el jardín, no tengan goteras, de ser así pide ayuda a tus papás para cerrar las llaves con fuerza.
  • Misión: Vigilando a los papás – Nuestrospapása veces tienen muchas cosas en qué pensar, o por hacer y a veces olvidan pequeños detalles. Si cuando están lavándose los dientes, los trastes, al rasurarse o peinarse, ves que dejan el agua correr, recuérdales que cierren la llave mientras no la estén usando.
  • Misión: Baño fugaz – Una buena ducha puede durar cinco minutos. Es un tiempo razonable para salir reluciente de limpio. ¿Sabías qué de esta forma se pueden ahorrar hasta 100 litros de agua?
  • Misión: En manos limpias no entran bichos – Ser un chiquiguardián implica cuidar a tu familia de cualquier amenaza, por eso, si tus papás o algún familiar, tuvieron que salir a trabajar, ir al súper o por cualquier emergencia recuérdales que al volver, antes de cualquier cosa, se laven bien las manos con agua y con jabón. ¡No olviden cerrar la llave mientras se enjabonan! 

Ahora que lo sabes puedes explicarle a tus papás, a tus hermanos, al resto de tus familiares y amigos que no es necesario tomar baños más largos. Si por algo al principio se tardan más de cinco minutos, puedes cerrar la regadera en lo que te enjabonas. ¿Impresionante no?

Redacción / El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey