domingo , enero 29 2023

Cumple Sala Tiflotécnica dos décadas de abrir mundos en la UANL

Educación |

La Sala Tiflotécnica cumple sus primeros veinte años de existencia brindando un espacio de inclusión educativa, laboral, social y cultural en la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria (CABU). 

Inaugurado un 13 de marzo del 2002, este sitio utiliza tecnología que se adapta a las necesidades de las personas ciegas o de baja visión en el manejo de la información. En este sentido, el material bibliográfico, hemerográfico y audiovisual que resguarda la CABU se encuentra a disposición de las personas con discapacidad visual a través del uso de herramientas especializadas. 

Esto permite que el acervo sea aprovechado por los estudiantes universitarios en su formación académica y posterior desempeño profesional, así como para el desarrollo educativo y cultural de los usuarios en general. 

uanl

A lo largo de dos décadas su crecimiento en servicios, infraestructura e instrumentos tecnológicos ha estado acompañado de los cambios constitucionales de los derechos humanos de las personas con discapacidad. 

Crece a la par de los derechos 

Uno de los fundadores de la Sala Tiflotécnica es el maestro Javier Rodríguez Martínez, quien es el coordinador del turno matutino en este espacio universitario. 

Refirió que a principios del milenio se modificó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el artículo primero, de los derechos humanos y sus garantías. 

“Al paso de los años se modifica ese término porque ‘capacidades diferentes’ se malinterpretó. Ahora se llama ‘personas con discapacidad’. Entonces las necesidades de los derechos de las personas con discapacidad requerían de una inclusión a estas instituciones”, explicó. 

Congruente con su sentido social y humanista, la Universidad Autónoma de Nuevo León destaca en su visión y valores la inclusión y no discriminación para garantizar la igualdad de acceso a la información, educación, ciencia y cultura. 

“Esta sala cuenta con sistema parlantes, enseñanza de uso del equipo tiflotecnológico que es amplificador de imágenes, máquina Perkins para mecanografiar en sistema Braille, reconocimiento óptico de caracteres”, enumeró Rodríguez Martínez. 

Es así que la UANL crea esta sala para que haya igualdad de acceso a la información desde la infancia hasta la adultez. La sala da servicio a niños, adolescentes, jóvenes y a adultos mayores.

 Cambia la vida de niños y jóvenes 

Desde enero de 2015, José Delfino Ojeda Rivas es responsable del turno vespertino de la sala, pero desde años atrás asistía a este recinto universitario como usuario de los servicios en su época de estudiante. Ahora brinda atención e invita a la comunidad a visitarla. 

“Toda persona que tenga discapacidad visual y tiene un sueño por realizar se acerque a los espacios, la sala tiflotécnica está abierta. No solamente que sean estudiantes universitarios, pueden ser niños”, describió. 

El maestro Ojeda Rivas conminó a toda persona con discapacidad visual, de cualquier edad, a acercarse a este espacio de la UANL, pues el personal puede acompañarla en el aprovechamiento y en las tecnologías con las que cuentan. 

“Las computadoras y el internet abren un panorama muy amplio. Todos son bienvenidos. Es un cambio de vida por completo. El sentirse pleno y útil es la mayor satisfacción de toda persona”, consideró. 

Es un mundo que se abre 

El doctor José Javier Villarreal Tostado, director de la CABU, dijo que considera a la Sala Tiflotécnica un espacio ejemplar, por la calidad y calidez de los servicios, y por beneficios a las personas con discapacidad visual. 

“Cuando oía al profesor Delfino el cómo se te abre el mundo, pensaba en aprender otro idioma, que es una alegoría, y se te abre el mundo, poder hacerte de tu mundo que creías reducido y abrirlo. Es una maravilla”. 

El doctor Villarreal destaca que todo eso sucede en este espacio pequeño que le da mucha luz a una comunidad. Y compara que, si el acervo de Alfonso Reyes es patrimonio de la nación, esta sala es patrimonio de Nuevo León. 

“Imagínate que tienes un mundo acotado y de pronto se abre. Que está la escritura Braille, las computadoras, los soportes. Apropiarse de un mundo que ya les pertenece”, dijo. 

“Y claro que invitaría a todas aquellas personas que tengan curiosidad, anhelo y la voluntad que tienen esta sala en la Capilla. Es un orgullo universitario y estatal”, agregó.

Los servicios que brinda esta sala son la enseñanza de computación, el uso y manejo de los equipos tiflotécnicos, la enseñanza de la lecto-escritura en Braille, la impresión de documentos en Braille y digitalización de documentos, así como cursos de orientación y movilidad. 

Estos servicios son gratuitos y están dirigidos a los estudiantes de preparatorias y facultades de la UANL, alumnos de otras instituciones educativas y usuarios en general. Su horario es de 08:00 a 22:00 horas en la planta baja de la CABU. Para mayor información se pueden comunicar al teléfono 81 8329 4015, extensión 5387. 

Personas con discapacidad visual en la UANL

  • Hay 3 mil 150 estudiantes con discapacidad visual en la UANL.
  • La anterior cifra representa al 1.5 por ciento de la población estudiantil de la Universidad.
  • A nivel superior hay mil 778 personas con discapacidad visual.
  • En el nivel Medio Superior hay mil 372 estudiantes con discapacidad visual.

Redacción | El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey