lunes , septiembre 23 2019

Entran con “cerdos” en una experiencia sensorial

Espectáculos /

La iluminación, la creación de atmósferas que abarcaron sentidos como el olfato, el oído, la vista y el tacto, todo ello se encuentra en “Cerdos. Fragilidad y muerte en la granja”.

El público que vino a la primera de las funciones de la puesta en escena que incluye danza y expresión escénica, aplaudió a la compañía Los 250 mil que, bajo la dirección de Paulina De León, logró emocionar a más de uno con su interpretación.

Una comunidad de granjeros al perder su granja, pierden su fuente de empleo y quedan deshechos, dice la sinopsis de la puesta en el programa de mano.

uanl

El corral de granja es un microcosmos. Cada personaje tiene una historia que se cuenta con movimientos, algunas veces rápidos y otras más que invitan a la contemplación por la calidad que ofrecen en la interpretación.

La puesta habla de la memoria, la fragilidad y la angustia; con el apoyo de un trabajo de iluminación que permite entrar en la intimidad de la “granja”; en un cuadrilátero se concentran los personajes e inician un juego donde los cuerpos proyectan imágenes surrealistas.

Los cerdos como metáfora del ser humano y la granja como metáfora del cuerpo social, sirve de escenario para desencadenar amores perdidos, fiestas de rancho, el miedo a la muerte y la matanza del cerdo.

La inmersión es la clave del trabajo mostrado, pues desde que entra el público es guiado por sus anfitriones hasta sus asientos, mientras el aroma a incienso los envuelve.

La experiencia incluye una producción sonora de la autoría de Pedro Morales para recrear el interior de las emociones que pueden ser fuertes o sutiles y da espacio para la experimentación e incluso la improvisación.

La aportación de la obra es la libertad de creación que tuvieron los intérpretes para sus personajes; la exploración del movimiento permitió al espectador conocer de emociones de angustia y desesperanza.

Esta producción artística es realizada con el estímulo fiscal del artículo 159 Bis de la Ley de Hacienda del Estado de Nuevo León, con apoyo de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el Gobierno del Estado de Nuevo León y del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León; es la primera vez que el rubro de danza obtiene tal estímulo para su creación.

Paulina De León, quien tiene una trayectoria de siete años como interprete en la ahora extinta Compañía Titular de Danza de la UANL, es la directora de escena y dota al trabajo en conjunto de una expresividad que explota en el escenario conforme va evolucionando el programa de más de una hora de duración.

En el elenco están destacados bailarines de la escena local y un equipo de creativos tanto locales, como de la Ciudad de México, quienes han reunido esfuerzos para realizar este montaje.

Entre los intérpretes está la experimentada bailarina Eréndira Vega, quien encabeza el elenco y comparte escena con José Olivares, Ricardo Daniel, Jonathan Rodríguez, Diana Milmo y la propia Paulina De León.

La producción ejecutiva es del regiomontano Santiago Martínez, beneficiario del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales; David Colorado es asistente de producción, en una creación coreográfica colectiva.

El equipo lo complementan Miguel Moreno Mati en el diseño de escenografía, cuya realización está a cargo de Alfonso Ríos, el diseño y realización de vestuario es de Jazmín Aldaz; Malcom Vargas realizó el diseño gráfico, la fotografía y video, el diseño de iluminación es de Pepe Cristerna.

“Cerdos. Fragilidad y muerte en la granja” tiene aún fechas programadas para los días 17 y 24 de septiembre y el 1 de octubre en el Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, con funciones a las 20:00 horas. El costo de los boletos es de 150 pesos de entrada general y 100 pesos para estudiantes y miembros del INAMPAM.

Especial / El Portal de Monterrey

Nosotros El portal de Monterrey