jueves , julio 25 2024

Escobedo, NL: un alcalde sin vergüenza

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

De Andrés Mijes Llovera, que así se llama el alcalde de Escobedo, Nuevo León, de quien mejor habría que decir que es un “calientabancos”, por aquello de que le prestaron la silla, ya me he ocupado en anteriores entregas, refiriéndome a sus sinvergüenzadas, al menos en materia de seguridad.

Anoto que me había prometido ni voltearlo a ver, por aquello de que hablar de él es una inutilidad pero ayer fue el colmo, con un Twitter que subió a la red y después borró:

uanl

Mijes dijo: “En Escobedo nos hemos distinguido por ser pioneros e impulsores en modelos de seguridad… En busca de continuar siéndolo, el día de hoy participé en el Foro de Coordinación para la Implementación del Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, impartido por mi estimada amiga y compañera, Clara Luz Flores Carrales, Titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública”.

Y si es cierto, el alcalducho participó en el evento que invitó su verdadera jefa, Clara Luz Flores Carrales, quien, aparte de su puesto federal, y de su maridaje con Abel Guerra, se dedica a mangonear el pobre municipio de Escobedo, Nuevo León, el cual ha sido explotado por Abel por las últimas generaciones… Y así seguirá.

“Estoy convencido que la agenda de #Seguridad debe ser prioridad y no se debe escatimar en los esfuerzos por mantenerla” patentizó el alcalducho mientras la droga, los secuestros y los homicidios más que dolosos siguen a la orden del día en el “modelo” que Clara Luz se inventó en sus fantasías de princesa… Y Andrés le siguió de comparsa.

Claro que Clara como Secretaria Ejecutiva del Sistema Nacional de Seguridad federal, anoche se fue a dormir a un hotel de cinco estrellas, si para eso es la chequera federal, y ¿sus coterráneos escobedenses?, pues que se arreglen como puedan.

Y Mijes, en tanto, sigue en su parranda larga…

LOS NO GASTOS DE LUIS DAVID

Luis David Ortiz es un hombre afortununadísimo… de más. Todo se lo debe a su cuñado, Fernando Elizondo Barragán, quien, en su momento, lo hizo Subprocurador y luego, sin conocer el futuro, lo acomodaron, también por suerte en la fórmula de Senador Sustituto de ¡Samuel García!

A Luis David su suerte no le ha costado un peso de su bolsa. Ha estado en el momento adecuado con la gente adecuada y, no conforme con “la dieta” que le deja la senaduría, él no paga ni un peso de su sueldazo cuando se acuerda y regresa Nuevo León.

No señor, todo, hasta el avión en el que viene y va a México Capital, lo paga la oficina de su esposa, Maricarmen Martínez Villarreal, quien es la secretaria de Turismo del Gobierno del Estado… Con una dieta así, duplicada, ser Senador, por Nuevo León, simplemente vale la pena.

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey