martes , abril 16 2024

Exhorta a que las empresas se reenfoquen y aceleren procesos de automatización

Negocios /

Aunque, con la contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, será difícil saber cuánto tiempo durará la crisis económica en México, sobrevivirán las empresas que reenfoquen su organización, y las que adopten y aceleren los procesos de automatización que tenían contemplados para más adelante.

Jorge Álvarez Tostado, consultor y consejero empresarial del Centro de Empresas Familiares de la UDEM

Así lo afirmó Jorge Álvarez Tostado, consultor y consejero empresarial del Centro de Empresas Familiares de la Universidad de Monterrey, en su webinar Familia y empresa. Binomio que vence a la crisis, a la que asistieron 131 integrantes de empresas familiares.

Presentada por José Ángel Vázquez Villalpando, director del Centro de Empresas Familiares de la UDEM, la videoconferencia se realizó la mañana de ayer, a través de Zoom, como parte de las actividades para miembros del organismo universitario.  

uanl

Álvarez Tostado comentó que ha vivido la experiencia de crisis en empresas particulares, crisis de México que afectan a la empresa y crisis globales, pero la causada por los efectos de la pandemia declarada por la OMS, es incierta y difícil de predecir.

“Posiblemente, vamos a salir a un mundo nuevo, diferente, donde la oferta de valor cambiará, quizá cambiarán proveedores; tenemos indicadores de la empresa que nos dicen cómo estábamos cuando empezó la crisis y cómo estamos actualmente, qué tan lejos estamos, pero, en este caso, es muy difícil saber cuándo se va a terminar la crisis”, reiteró.

El expositor en seminarios y conferencias de gobierno familiar y corporativo señaló que, para esta década, ya estaba previsto el desarrollo de la automatización en la industria, pero, en algunos casos, la emergencia sanitaria acelerará todo aquello que tenga que ver con lo digital, las plataformas de ventas de ecommerce y la inteligencia artificial.

“Muchos de esos negocios van a sobrevivir porque ahora venden por catálogo, tienen inteligencia artificial o procesos automatizados, robótica (…); entonces, es muy importante, son los negocios del futuro, pero hoy: el futuro se nos adelantó, esta crisis hizo que se nos adelantaran muchas cosas”, sentenció.

Durante su exposición, Álvarez Tostado se refirió a un decálogo financiero anticrisis que consiste en ajustar el presupuesto mensual a una nueva realidad, evaluar la posibilidad de diferir inversiones, optimizar la cobranza, diferir y negociar pagos a proveedores, perfeccionar el nivel de inventarios, renegociar la deuda y mantener líneas de crédito, evaluar las ventas vía ecommerce y realizar una revisión semanal de lo que ha sido el gasto real contra lo presupuestado.

Álvarez Tostado hizo ver la necesidad de establecer un war room y de reenfocar la organización para establecer prioridades y hacer los cambios necesarios.

El también mediador en conflictos entre socios sostuvo que deben organizarse reuniones de grupo –que pueden ser virtuales en este tiempo– para generar ideas, establecer estrategias, tácticas y administrar un proyecto para el manejo de la crisis.

Estableció que la toma de decisiones debe tener como prioridad un enfoque en el ahorro, conservar clientes, proveedores y empleados, y mantener la productividad.

Y, después de la crisis, aconsejó considerar el hacer una evaluación de la empresa sobre lo que se aprendió, lo que funcionó o no funcionó, lo que se puede hacer mejor, las oportunidades que aparecieron, las nuevas necesidades de los clientes y, sobre todo, si la oferta de valor propia sigue siendo válida.

Pero también, en la participación de la familia en los negocios, si hubo apoyo, credibilidad, compromiso, si sus miembros se mantuvieron unidos y se debe reforzar algo, así como los valores familiares que ayudaron a salir adelante.

Redacción / El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey