sábado , julio 13 2024

Podrían altas temperaturas de verano poner en riesgo la salud de tus mascotas

Mascotas |

¿Sabías qué un bozal que no permite abrir la boca a un perro y permitirle sacar la lengua para jadear, podría poner en riesgo su salud y provocarle un golpe de calor? 

De igual manera, no debes dejar a tu mascota en un auto expuesto al sol. Por ejemplo, 22°C de temperatura al exterior, se pueden convertir en 38°C al interior de un auto cerrado y sin ningún tipo de ventilación, después de solo 20 minutos y si la temperatura del perro sobrepasa los 39 grados, podría sufrir hipertermia. 

uanl

El verano es la estación del año con las temperaturas más altas y da comienzo el 21 de junio, por tal motivo la marca Ganador, alimento para perros 100% completo y balanceado, comparte algunos consejos para el cuidado de los lomitos en esta temporada:

Viajes seguros y refrescantes: Al momento de llevar a tu mascota en el vehículo necesitas tomar en cuenta diferentes aspectos, no solo la seguridad (como el uso de arneses), sino la temperatura al interior. Recuerda mantener ventilado el auto y si tus trayectos son largos o sales de carretera con él, procura realizar algunas paradas para bajarlo y se pueda refrescar con un poco de agua. 

Hidratación frecuente: La hidratación es la clave para evitar los golpes de calor en tus mascotas, en estos días calurosos. Coloca bebederos de agua en la sombra y procura cambiarlos al menos un par de veces al día. Además, puedes refrescar a tu perro con alimento húmedo con agua suficiente para hidratarlo. Ganador Recetas puede ser mezclado con las croquetas y es una opción 100% completa y balanceada.

Paseos ideales: Si eres de los que acostumbra paseos al medio día sobre el asfalto, recuerda la regla de los cinco segundos: coloca el reverso de tu mano en el suelo y sino resistes el calor, evita el paseo con tu lomito en ese horario. Recurre a paseos temprano o por la tarde/noche. y evita las horas de mayor intensidad de calor para impedir que el asfalto pueda provocarle quemaduras o lesiones. Busca caminatas en parques o zonas con pasto. 

Recuerda, así como los humanos utilizan zapatos en la calle, los canes tienen cuatro almohadillas, que además de ser amortiguadores y protectores al caminar, correr o brincar, tienen glándulas sudoríparas que son reguladores de temperatura. Son resistentes, pero también sensibles a las altas temperaturas, por lo que deberás poner atención a ellas de manera recurrente después de cada paseo. Las almohadillas sanas son suaves y firmes, no resecas, ni con grietas.

Redacción | El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey