domingo , mayo 26 2019

Proponen establecer la huella del agua

Desarrollo Sustentable /

En el manejo del agua, la sustentabilidad requiere involucrar nuevos enfoques y metodologías, como la huella de agua, según las conclusiones de los ponentes en la 8.a edición del Foro de Sustentabilidad ODS 6: Agua Limpia y Saneamiento, en la Universidad de Monterrey.

La huella de agua es la métrica de la evaluación de las entradas, las salidas y los impactos ambientales relacionados con el agua utilizada o afectada por un producto, un proceso o una organización, de acuerdo con Elsa Gabriela Alvarado Díaz.

Para esta especialista, el agua utilizada o afectada incluye la disponibilidad y la degradación del agua, que implica cambios negativos como la eutrofización (incremento de sustancias, que provoca un exceso de fitoplancton), la acidificación, la eco-toxicidad y la contaminación térmica.

uanl

La Maestra en Ciencia y Tecnología Ambiental participó en esta jornada, desarrollada durante el día en el Aula Crítica del Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño y que tuvo como tema base el uso de agua en Nuevo León y la forma en que lo impacta la vida cotidiana de sus habitantes.

Como base del foro, se eligió el Objetivo de Desarrollo Sustentable número 6 de Naciones Unidas, correspondiente a Agua Limpia y Saneamiento, y se abordaron los temas de la huella hídrica, el aprovechamiento del agua en el Río Santa Catarina y la situación actual del agua en Nuevo León.

Introducida por Alvarado Díaz, expuso su tema a la distancia Laura Gabriela Córdova Villegas, quien reveló que en México solo el 47.5 % de las aguas residuales colectadas recibe tratamiento y un porcentaje más bajo (difícil de precisar por la falta de monitoreo y vigilancia) cumple con las normas de calidad de las descargas.

Para 2015, precisó Córdova Villegas basada en datos de Conagua, se tenía una cobertura de agua potable del 92.5 %, del cual el 95 % está destinado a zonas urbanas y el resto a zonas rurales.

“México cuenta con 653 acuíferos, de los cuales 106 estaban sobreexplotados para 2014, 15 de ellos presentaban intrusión de agua marina salada y 31 tenían suelos salinos o con agua salobre”, indicó.

Entre los retos del país, está la cobertura nacional de alcantarillado, que es del 90.2 %; en zonas urbanas, la cobertura es de 96.4 %, mientras que en zonas rurales es de 69.4 %.

“Otra problemática grave de los recursos del agua, especialmente en el norte del país, en estados como Chihuahua y Durango, es la alta concentración de contaminantes como arsénico, flúor y uranio, que requiere de tecnologías de remoción antes de que sea distribuida para consumo humano”, sostuvo.

Roberto Pasini, profesor de Arquitectura de la UDEM, presentó el proyecto “Río Ciudad”, en el que estudiantes de las carreras de Arquitectura, Diseño Industrial e Innovación Sustentable y Energía se propusieron hacer del río Santa Catarina una conexión entre las diferentes zonas y comunidades de Monterrey.

Los jóvenes trabajaron a lo largo del semestre pasado, dirigidos por el profesor Pasini y de Peter Rowe, académico de la Universidad de Harvard en Boston, Massachusetts, en equipos de trabajo para realizar propuestas de adición de espacios recreativos, culturales y deportivos, corredores verdes y con abundantes jardines de flora local.

El proyecto estudiantil también propone que el río integre sistemas de transporte, un sistema de recolección de agua y una planta de energía, para ser un ejemplo de sustentabilidad.

En este congreso, participó Jimmy Luis Loaiza Navia, asistente técnico de la Planta Norte de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, con una plática sobre la situación actual del agua en Nuevo León.

Especial / El Portal de Monterrey

Nosotros El portal de Monterrey