domingo , junio 23 2024

Proyectan LABNL como espacio de encuentro y trabajo en común

Cultura /

Un espacio en el que las personas colaboren entre sí en un proyecto común, aún y cuando no se conozcan, pero que a partir de una idea generen transformación es la manera en cómo ya empieza a proyectarse el LABNL, Laboratorio Cultural Ciudadano.

Con la conferencia magistral La oportunidad de los laboratorios ciudadanos, impartida por Marcos García, director artístico del MediaLab-Prado, Madrid, y transmitida por CONARTE a través de Facebook Live, el laboratorio nuevoleonés va forjando su propia identidad.

García, invitado por CONARTE, como asesor del plan conceptual del LABNL, definió a los laboratorios ciudadanos.

uanl

“Los laboratorios ciudadanos son plataformas de encuentro, en el que las personas se juntan para realizar proyectos en común”, manifestó anoche Marcos García, director artístico del MediaLab-Prado, Madrid en su conferencia magistral “La oportunidad de los laboratorios ciudadanos”.

“En estos espacios conviven personas que no se conocían entre sí, que vienen de mundos distintos y distintas disciplinas, pero que tienen un proyecto que desean realizar en conjunto”, señaló Garcia, graduado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid.

“Ese hacer juntos, es una oportunidad para ensayar formas de convivencia, y poder a hacer algo juntos”, expresó.

García, quien se presentó a puerta cerrada en el Teatro del Centro de las Artes Nave 2, ya ha sostenido reuniones de trabajo con personal de CONARTE y ha recorrido los espacios del edificio del Antiguo Palacio Federal.

La Doctora Melissa Segura, Secretaria Técnica de CONARTE fue la encargada de presentar a García, quien entre 2006 y 2013 fue responsable de la coordinación y programación de MediaLab-Prado, junto a Laura Fernández. Anteriormente, de 2004 a 2006, pusieron en marcha el programa educativo de MediaLab Madrid, en el que desarrollaron el programa de mediación cultural y el proyecto Interactivos, una plataforma de investigación y producción acerca de las aplicaciones creativas y educativas de la tecnología.

“El laboratorio ciudadano es un lugar donde se producen proyectos y a la vez se crean y construyen nuevas comunidades de aprendizaje, de práctica y experimentación”, manifestó Marcos García.

“Es un poco diferente a muchas de las instituciones que hemos heredado, que están basadas en formas de transmisión culturales, son proveedoras de contenido y las comunidades que se forman son de espectadores y el tipo de vínculos de conversación son muy diferentes; en los laboratorios ciudadanos la gente se involucra activamente en la realización de los proyectos”, explicó.

Los laboratorios ciudadanos, abundó, también tienen que ver con la irrupción del Internet, pues es una infraestructura que permite nuevas formas de colaboración, y que funciona como una plataforma que permite a la gente se pueda organizar y los contenidos son esas conversaciones que se han ido activando.

Además, señaló, los laboratorios ciudadanos no se centran solo en la innovación tecnológica, sino también en recuperar prácticas tradicionales, que habían estado en desuso y que ahora parece interesante recuperar. El Internet ha permitido el redescubrimiento de formas comunales de organización, de gestión de los recursos que han predominado a lo largo de la historia.

Redacción / El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey