miércoles , febrero 21 2024

¿Qué necesita un “Pato” para nadar?

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

Anoche hice una breve investigación, cuyos resultados ya sabía de antemano y pregunté a varios contactos bien informados de los ires y venires políticos de Nuevo León, que quién es Jaime Ochoa Hernández, y todos coincidieron en que es el dueño de una franquicia evolucionada en partido político llamada “Vida Democrática Activa en Nuevo León”.

Lo menos que me dijeron es que el Presidente del autoproclamado “Colegiado de Dirección VIDA NL” es un experto en facturología, supuesto pastor protestante, y otras cosas que no me voy a atrever a repetir.

uanl

Y es que ayer resultó que el popular y aguerrido Patricio “El Pato” Zambrano, dio un paso más adelante en la formalización de su candidatura en pos de la alcaldía de Monterrey… Pero se presentó como candidato del Partido Vida, propiedad del tal Ochoa Hernández, empresario dizque cristiano que antes andaba metido en el Partido Encuentro Social.

Como ya lo he dicho en otras ocasiones, este incipiente partido político es gerenciado por Pedro Díaz, hermano de la otrora super delegada Judith Diaz, ahora candidata de Morena a la senaduría.

De Pedro ya no se sabe si siguió cobrando en la nómina en Santa Catarina por órdenes del alcalde Jesús Ángel Nava Rivera, “Tuffito” o “Toffito”, como usted prefiera, porque, como ya dije también, el munícipe quiso quedar bien con Judith cuando esta era la poderosa super delegada.

Y es aquí donde pregunté qué tanto los necesita “El Pato” Zambrano para nadar en ese cochambrero llamado mar de la política.

Ojalá y Patricio me de una entrevista pronto para preguntarle que qué les vio… O qué se prometieron mutuamente.

Porque fíjese nada más en un detalle: en la rueda de prensa donde dieron a conocer sus maquiavélicas intenciones, en el podio estaba muy mono sentado César Valdés Martínez, el coahuilense ex alcalde de García, Nuevo León.

Por si usted no lo recuerda, junto con su esposa Diana Luisa Adame Castillo, ex jefa de comunicación social de Jaime El Bronco Rodríguez, Valdés Martínez hizo y deshizo en el sexenio pasado…

Hasta que, como se dice en el rancho, le llenaron el buche de piedritas a Jaime quien los despidió fulminantemente.

Pero como la vida de la grilla es tan adictiva, al matrimonio Valdés-Adame se les hace chico el mar para echarse un buche de agua y buscan regresar a la grilla a como de lugar.

Ahora que, pensándolo bien, ya ha de haber filas en busca de asientos de buen lugar en los que pueden ser los espectaculares debates a la alcaldía de Monterrey.

Con esos aspirantes…

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey