sábado , marzo 2 2024

Santiago NL: municipio fallido

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

Con muchísimas esperanzas llegó hace casi tres años David de la Peña Marroquín a la alcaldía del otrora paradisiaco municipio y “Pueblo Mágico” de Santiago, Nuevo León.

Se esperaba que el joven De la Peña llegara con todo y por todo a mejorar un alicaído municipio, con antecedentes de haberse convertido en la caja chica de todos los partidos… Y el coto de caza, tiro y pesca de la delincuencia organizada.

uanl

Casi tres años después, De la Peña está afanado en la reelección, pero por su mal papel no la tiene nada fácil.

Y no porque tenga enfrente a rivales de categoría, sino por lo pésimo que resultó como administrador público, y, hay que reconocerlo, por el coletazo que le dio Mamá Natura con una crisis traducida en sequía que dejó echo polvo el embalse de la Presa Rodrigo Gómez, “La Boca”, orgullo de la comarca y que ahora luce peor que el desierto.

De la seguridad pública en el municipio, como en tantos otros rubros, De la Peña está quedando a deber.

Eso sí, el joven alcalde salió bueno para enseñar la oreja durante la Reunión Regional de Seguridad, que encabezó Jorge César Guzmán García, Secretario Técnico de la Mesa para la Construcción de la Paz Región 5 y del Gobierno federal.

Con asuntos más urgentes, David salió con la jalada que quiere que le municipalicen todo el tramo de la Carretera Nacional que atraviesa el municipio.

Según dijo, para atender más pronto las emergencias, pero los ahí presentes le adivinaron la mano al alcalde: quiere que sus agentes de vialidad tengan colmillos suficientes para morder a diestra y siniestra.

Una buena manera de hacerse de recursos, sobre todo en un año electoral como el que vamos comenzando.

¿Qué otras ocurrencias tendrá reservadas en los cajones de su escritorio el joven De la Peña?

Como dice la canción de Rubén Blades, hablando de bandidos como “Pedro Navajas”, “la vida te da sorpresas… sorpresas te da la vida”…

@obedc
[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey