viernes , abril 19 2024

Se reencuentra UDEM con sus “miradas” de hace 25 años

Educación /

Cuando se empezó a remover la placa con las fechas “1994-2019” sobre el piso del Corredor del Pensamiento de la Biblioteca UDEM, una espontánea curiosidad se extendió sobre la audiencia, acomodada bajo un toldo a lo ancho del Jardín Fundadores del campus de la Universidad de Monterrey.

A un costado, aguardaban las y los exalumnos Arturo Ramos Ortiz, ahora empresario radiofónico; Gloria Belden y Laura García Esquivel, directivas de la UDEM; y la alumna María Fernanda Ramos, presidenta de la Federación de Estudiantes de la UDEM, quienes después compartirían sus historias y experiencias, esa noche del viernes.

La agitación, los aplausos y los primeros gritos de júbilo vinieron cuando se extrajo el cilindro sellado, que fue puesto bajo tierra desde hace 25 años: las inquietas miradas siguieron el trayecto del recipiente metálico hacia el estrado, ante el auditorio en franca algarabía.

uanl

La Cápsula del Tiempo ya era esperada por Salomé Flores Fuentes, curadora de Conarte, y Alejandro Moreno, curador de la UDEM, con guantes quirúrgicos y tapabocas, y Benito Flores Juárez, director de la Escuela de Ingeniería y Tecnologías, como maestro de ceremonias.

En primera fila, observaban la escena el rector Mario Páez González; Alberto Fernández Garza, consejero de la UDEM; Eduardo García Luna Martínez, vicerrector de Ciencias de la Salud; Carlos García González, vicerrector de Arte, Arquitectura y Diseño; Agustín Landa García Téllez, vicerrector de Desarrollo; Patricio de la Garza Cadena, vicerrector Administrativo; e Isabella Navarro Grueter, vicerrectora de Formación Integral.

En el momento en que se destapó el cilindro, el tiempo pareció detenerse frente a su oscura cavidad, cuya imagen fue reproducida en las pantallas dispuestas en el pabellón, aún resistiéndose a revelar su contenido: el instante histórico para la comunidad UDEM estaba consumándose; entre las y los asistentes, exalumnos, esperaban también quienes habían dejado su huella en el recipiente.

Las cartas manuscritas de exrectores, exprofesores y profesores fallecidos, personalidades de la comunidad regiomontana, expresando su percepción del mundo en 1994, fueron saliendo una a una para examinarlas, extenderlas sobre unas mesas y protegerlas bajo un vidrio.

En su misiva, Josué, un niño de 12 años, pedía: “no la tiren”; expresaba su deseo de que se entendiera su letra y describía que “las cosas más entretenidas” eran unos videojuegos y el compact disc: “un día voy a venir aquí; voy a ser ejecutivo de emprezas (sic)”.

Al desdoblar otro de los folios, Flores Juárez reconoció la letra del profesor de origen polaco Zygmunt Haduch Suski (Doctorado en Ciencias Técnicas del Politécnico de Cracovia, en 1978), quien formó diferentes generaciones de ingenieros en la UDEM a lo largo de más de dos décadas, fallecido en enero de 2015.

Ante la pregunta, en un formulario, sobre qué valores representan a la UDEM y a la época, el catedrático europeo respondió: “la tecnología, la ciencia, el servicio, las personas”, mientras que el reto era “buscar más valores espirituales para llenar nuestras almas”, ante lo que Flores Juárez glosó: “él siempre decía que ‘más vale desgastarse que oxidarse’; hay que trabajar duro, decía él”.

García Luna Martínez, en un mensaje a las y los asistentes, señaló que, a 50 años de la fundación de la UDEM, “el sueño sigue creciendo y somos nosotros quienes continuamos con el legado de nuestros fundadores; vamos para adelante, como dijo don Roberto Garza Sada, ‘con los pies en la tierra y la mirada en el cielo’”.

Al final, se develó una placa conmemorativa de la extracción de la Cápsula del Tiempo, con la participación del rector Páez González y Alberto Fernández Garza, en el marco del 50 aniversario de la fundación de la Universidad de Monterrey.

Redacción / El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey