domingo , julio 14 2024

¿Y Alcoholes, apá? ¿Y Tránsito, apá?

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

Así que no solo es exigir dinero, como ya se está volviendo cantaleta por parte de la mayoría de los alcaldes, quienes deberían de dejar de comportarse como niños emberrenchinados y complacientes, porque lo saben muy bien: quienes aprueban los presupuestos tanto de ingresos como de egresos año con año, son los diputados federales y los senadores.

Ahí está el siempre inefable Luis Donaldo Colosio, quien es sus ratos libres acude a la oficina del alcalde de Monterrey, quien si en algo no se equivoca es que las afectaciones que han sufrido las arcas municipales, es por las caídas en participaciones federales.

uanl

Colosio descubrió el agua caliente…

Y sí, desde finales del año pasado cuando se elaboró y aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación, el famoso “PEF 2023”, este se proyectó con demasiado optimismo, esperando que la crisis sanitaria por el Covid y la otra crisis, la económica por la recesión mundial pasaran y la recaudación interna aumentara, sin embargo desde enero de este año ya se proyectaba una disminución en las participaciones federales para gobiernos estatales y municipales.

Y una de dos: O Luis Donaldo lo sabía, y prefirió hacer el que la virgen le hablaba o no sabía, pero no quiso exhibir su ignorancia.

El caso es que no se generaron suficientes ingresos para pagar el gasto comprometido para el mes de enero.

Por eso sobreestimar la recaudación tributaria esperada para el cierre 2022 y para 2023, me dicen los expertos, conduce también a sobreestimar la recaudación federal participable, (RFP) y por ende, las Participaciones (y parte de las aportaciones) que reciben los gobiernos locales, situación que desde la caída en recaudación registrada en diciembre del año pasado, empezó a afectar los recursos que reciben estados y municipios.

Me explica un amigo economista de esos que trabajan en Banorte que en el reparto de enero se basó en lo recaudado el mes de diciembre, y la caída de ingresos de enero, afectó el reparto del mes de febrero… y así sucesivamente… llegamos a mitad de año teniendo el mismo escenario.

Para este tipo de enseñanzas no se requieren manzanas o plátanos, es matemática de primaria.

Recordemos tambien que a principios de mayo fue propio alcalde de San Nicolás, Daniel Carrillo, quien le calienta la silla a Chefo Salgado, quién señaló que la caída en participaciones federales para los municipios al cierre de abril fue de mil 700 millones de pesos.

Y hablo nada más de esos dos alcaldes, porque, por ejemplo, mencionar a Carlos Guevara, el alcalde de García, quien no rebuzna porque no da el tono, no viene ni al caso. No entiendo por qué lo incluyeron en la foto con el resto de los aguerridos munícipes…

¿Por qué es importante esto? Porque las transferencias de recursos federales a los gobiernos locales o gasto federalizado, son el principal componente de los ingresos de los municipios, al representar el 71.3% de sus ingresos en promedio.

Y aquí es donde yo pregunto: ¿Y los ingresos por multas de tránsito? ¿Y los ingresos por multas y permisos de alcoholes y espectáculos? Son millones que servirían muy bien de refresco a las economías municipales…

Ah, esos ingresos sí llegan, pero no a las arcas, porque es sabido que esas fabulosas cantidades en negras maletas son los que “lubrican” la corrupta maquinaria de casi todos los municipios en la entidad.

¿De dónde cree usted que sacan algunos presidentes municipales para hacerse de fastuosas mansiones, terrenos y flotillas de vehículos?

Pero de eso no habla ningún alcalde.

Mientras tanto, que no se acaben los baches y que no encienda ni una sola farola de luz en las calles.

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey