miércoles , julio 17 2019

Columna: POLÍTICA Y GENTE / Infonavit “tienda de raya”

Editorial /

Estalló la bomba de tiempo que estaba activada en el Infonavit en la forma de un sistema financiero que mantiene agobiados a un número indeterminado de acreditados en todo el país quienes no obstante de haberse pasado diez, quince, veinte años pagando su crédito nomás no se han podido quitar el adeudo mismo que se multiplica en varios tantos, el monto del crédito original.

“Crédito impagable: debe más de lo que le prestaron en Infonavit”, reza el encabezado de nota publicada en primera plana del periódico El Universal del reportero David Carrizales, del miércoles 19 de febrero, sobre el caso de una ama de casa, jubilada, residente en el estado de Nuevo León.

El abogado regiomontano Jaime Noyola le ha puesto el cascabel al gato al Infonavit donde, de acuerdo con el caso, el sistema hipotecario se convirtió en una pos moderna “tienda de raya” donde abonas, abonas, sigues debiendo y hasta ¡más¡

uanl

“En diciembre de 2006, Isabel Noyola recibió un crédito del Infonavit por 273 mil pesos y aunque en la subcuenta de vivienda del organismo tenía un ahorro por la misma cantidad, el organismo sólo aplicó 53 mil pesos y el resto “desapareció”. Durante 11 años realizó pagos, pero actualmente debe 291 mil pesos, casi 20 mil pesos más que el crédito original, dice la “entrada” de la nota de El Universal.

El pasado mes de enero, el presidente López Obrador se refirió al Infonavit en una de sus conferencias de prensa matutinas al siguiente tenor:

“Estoy buscando la manera de atender las peticiones de la gente, por ejemplo, ser revisarán los créditos del Infonavit”.

Afirma que la gente paga y paga y nunca le entregan sus escrituras.”

De acuerdo con el abogado regio, Jaime Noyola, son múltiples los casos de acreditados en el Infonavit que viven una diaria angustia porque son víctimas de acoso por despachos de abogados y de amenazas de “lanzamiento” en donde, alertó, hay colusión de varios sectores oficiales, desde jueces, abogados, pasando por alcaldes metropolitanos que se prestan para embargar por deudas de predial.

Embargan, luego los alcaldes ponen a remate las casas del Infonavit y resulta que quienes las adquieren son las mismas hipotecarias en las que estaban acreditadas las familias víctimas de las deudas impagables.

Dijo que, diario, se le acercan regiomontanos para consultarle problemas de sus deudas con el Infonavit y de las amenazas de lanzamiento que penden sobre sus familias.

También de gente que batalla para que el Instituto les entregue sus recursos de la subcuenta de vivienda, entre otros problemas que se convirtieron en una bomba de tiempo a la que, por fortuna, el nuevo gobierno de la República le comenzó a poner atención ya que está buscando acercamientos con la gente que está denunciando los injustos adeudos.

Por: Pedro García / El Portal de Monterrey

Nosotros El portal de Monterrey