jueves , febrero 2 2023

Advierten sobre exclusión de temas sociales en debate energético

Educación |

El debate sobre la reforma energética se ha centrado en el enfoque económico, pero ha dejado de lado los temas sociales, de derechos humanos y de crisis medioambientales, coincidieron en señalar expertos en política y energías alternativas en la Universidad de Monterrey. 

Sandra Rátiva Gaona, profesora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; y Fernando Rodríguez Tovar, del Clúster de Energía de Sonora; participaron este martes, en formato virtual, en el panel La reforma eléctrica: implicaciones sociales, ecológicas y políticas

La mesa de análisis se desarrolló en el marco del Seminario Permanente de Ciencia Política de la Escuela de Derecho y Ciencias Sociales de la UDEM, y fue moderada por José Fredman Mendoza Ibarra, profesor del Departamento de Ciencias Sociales de esta casa de estudios. 

uanl

“La gran dificultad de esta discusión sobre la reforma energética es que se sigue dando en términos solamente económicos y sigue ignorando los grandes debates ecológicos y los grandes debates de la humanidad, que hoy son las crisis ambientales y las crisis migratorias de escala global”, señaló Rátiva Gaona. 

Para la Doctora en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, algunas crisis sociales surgen de temas de sostenibilidad, por ejemplo, la crisis migratoria en México y en Centroamérica, y que también se expresa dramáticamente en los Estados Unidos, tiene que ver con la crisis ambiental provocada por el cambio climático. 

La internacionalista destacó que, actualmente, los proyectos energéticos ‒privados, públicos y mixtos‒ son proyectos que se hacen sin consultas previas, “violando una serie de derechos humanos, generando un proceso de persecución, de criminalización, el deterioro de los ecosistemas”.

De acuerdo con la ponente, en América Latina, se están implementando una serie de políticas en materia energética que vinculen no solamente los sectores industriales, sino también que vinculen el tema del transporte, de la producción de alimentos, del procesamiento de residuos sólidos e incluso la eliminación de las formas de violencia contra las mujeres en el transporte público. 

“La energía puede ser la gran excusa para tomar medidas políticas y económicas realmente audaces, que transformen nuestras sociedades con un decrecimiento planificado (en el uso de energías fósiles) hacia sociedades que puedan afrontar los impactos que trae la crisis ambiental y para reducir otros tipos de crisis que tenemos en México y en el resto de América Latina”, expuso.  

Rodríguez Tovar, por su parte, afirmó que la discusión en México sobre la reforma energética se está desarrollando desde un punto de vista equivocado: “no se trata de generar más energía para poder crecer, sino cómo somos más eficientes en el uso de recursos energéticos para que podamos hacer más con menos”. 

El conferencista manifestó que, más allá del término de “soberanía energética”, realmente el país debería enfocarse en el término de “seguridad energética”, ya que es necesario llegar a nuevas energías y a nuevas culturas en la utilización de recursos energéticos. 

“No se trata de ser soberanos en cuanto a lo que nosotros produzcamos todos los recursos que necesitamos, sino cómo estamos más conectados para tener los recursos necesarios y cada vez más una utilización más eficiente y limpia”, sostuvo. 

“Esa debe ser la discusión más importante, más allá de la aprobación o no de la reforma, tenemos que generar cambios en los usos que le estamos dando a los recursos energéticos y cómo generemos crecimiento económico para nuestro país y para nuestra región”, indicó.

Redacción | El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey