martes , julio 23 2024

Crean accesorios de lujo hechos con bolsas de plástico

Desarrollo Sustentable |

Pensando en el alto impacto ambiental de la industria de la moda, cuatro estudiantes de la Universidad de Monterrey optaron por asumir un reto que cambiara dicha tendencia: ¿qué tal si, en vez de permitir que los artículos se conviertan en basura, se hace de la basura artículos de lujo?

El resultado es Vahari, una línea de bolsos hechos a base de un hilo que utiliza como materia prima bolsas de plástico desechables. Dicho hilo es tejido sin la ayuda de máquinas -es decir, hecho a mano- para crear desde bolsos de mano estilo clutches (ideales para eventos formales) hasta satchels casuales. Las alumnas, Jimena Guerra Rodríguez, Adriana Gracia Villaseñor, Elvia Pesqueira Flores y Marissa Mota Rueda, realizaron el trabajo como Proyecto de Evaluación Final de la Licenciatura en Diseño de Moda. Lo presentaron en el semestre Otoño 2022.

uanl

“Éramos conscientes de la problemática de la contaminación de los microplásticos en los océanos, y con esto en mente quisimos desarrollar una alternativa de hilo amable con el medio ambiente a pesar de tener un origen sintético”, apunta Marissa. Agrega que una de las integrantes del equipo, Jimena, generó un hilo hecho a base de bolsas de plástico como parte de la materia Diseño Experimental. Las estudiantes lo tomaron como punto de partida y lo llevaron al siguiente nivel.

“Primeramente, usamos este mismo hilo para desarrollar algunos de los bolsos de la línea y lo llamamos hilo Vahari. Después, juntas creamos otro hilo, el Vahari Bold, que es más grueso y parece un estambre. El hilo Vahari, al ser más delgado, necesita bolsas de plástico específicas para hacerse, pero el Vahari Bold puede usar como materia prima cualquier tipo de bolsa de plástico”, añade Marissa. 

Dichos hilos no son teñidos, eliminando el contaminante proceso de darles otro color, y pueden limpiarse fácilmente con un paño. Elvia añade que “la parte técnica de crear el hilo es complicada, y aparte tuvimos que experimentar con diferentes técnicas de tejidos, de ganchos, de puntadas, para llegar al resultado”. Para dar el toque final a los productos de lujo, trabajaron con un ebanista para añadir toques de madera.

“Vahari significa ‘mar’ en swahili. Y nos parece el nombre perfecto porque la línea está inspirada en el beachwear y tiene un toque tropical. La palabra original se escribe con ‘b’, o sea, ‘bahari’, pero quisimos cambiar la ortografía para darle nuestra propia identidad”, apunta Elvia. Las diseñadoras están considerando conseguir inversionistas para desarrollar la marca.

Edgar Morejón Flores, asesor del proyecto, destaca que las estudiantes demostraron habilidades de intentar cosas nuevas, elemento vital en la profesión. Añade que en sus clases enseña la importancia de deconstruir lo conocido para construir algo nuevo, y en ello radica la experimentación. Además, en un entorno donde la falta de recursos para crear materiales es cada vez más latente, resulta esencial que las nuevas generaciones de diseñadores se adapten para reutilizar recursos existentes y contaminantes, reduciendo así su huella ambiental.

Redacción | El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey