domingo , junio 23 2024

Cuesta Abajo. Cuando Julia Louis-Dreyfus es otra

Cine /

Ver a Julia Louis-Dreyfus compartiendo rol protagónico con Will Ferrell de Cuesta Abajo (Downhill, 2019), todo indicaría que se trata de una película más en la que la comedia está presente durante más de una hora en la pantalla.

Y lo está, pero en un grado tan agradable que el pastelazo puede esperar con toda la demora posible.

Para quien gusta de la comedia ligera con un toque de humor negro y reflexión en un mismo paquete, este filme de la 20th Century Fox está ideal, pues tiene las dosis justas para pasar un buen rato en la sala del cine.

uanl

Está en cartelera, y aunque en estos tiempos en los que asistir a lugares cerrados no está recomendado para evitar contagiarse de algún virus mortal, vale la pena tomar el riesgo para disfrutar de la cinta escrita y dirigida por la mancuerna formada por Nat Paxon y Jim Rash.

La pareja en cuestión va al desastre en su matrimonio, desde antes que los veamos en pantalla, y lo que nos toca apreciar es un momento crítico, tras vivir un accidente que los pone al filo de la navaja: o se hunden ahí mismo o se dan una oportunidad.

Es el remake estadounidense de la bien vista Fuerza Mayor, versión original sueca que consiguió hacerse de excelentes críticas de la prensa especializada. Cuesta Abajo no está nada mal, precisamente por Julia Louis-Dreyfus.

DWNHL_D018_00014.DNG

Ofrece los matices deseados para el papel de una mujer enojada con el marido que aparentemente quiere escapar de su familia.

“Pete acaba de perder a su padre, ha pasado por días con mucho estrés y ambos están muy ocupados, y necesitan reconectarse por encima de todo”, explica la actriz en una de sus entrevistas sobre la película.

Este matrimonio vive una avalancha en el resort de los Alpes austriacos en el que tanto desearon estar como una medida para renacer como familia; que el padre haya optado por salvarse a sí mismo y dejar a su familia a la deriva detona los siguientes acontecimientos en el filme. Una metáfora de la vida misma que se presenta con sus altas y bajas, en donde también es posible hallar alguna escapatoria, la más cercana posible.

“Ambos se verán en esa blancura, mirándose uno al otro con respeto, como parte de esa unión”, explicó Rash en una entrevista sobre el filme.

Aunque la película es clasificación B, no es para todos, a menos que la vean con adolescentes de cierto criterio. El entretenimiento está asegurado y a más de uno le vendrá bien que los actores los pongan a reflexionar sobre la existencia.

Por: Vicente Guerrero / El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey