sábado , abril 13 2024

Dígale adiós a las enfermedades mentales en otro idioma.

Por: Patricia Pedraza / Buenas Noticias . Hablando Entre Lenguas

Para lograr  piernas torneadas y con músculo duro,  corremos y hacemos bicicleta, para quitarnos el famoso “pachiclón” es decir, lo flácido de los brazos,  levantamos pesas, y para evitar las ojeras de mapache o patas de gallo usamos una variedad infinita de cremas.

De hecho hoy en día  algunas personas  recurren  a las inyecciones faciales u otros recursos. ¿Y qué estamos haciendo para mantener  activo y lúcido al órgano más poderoso de nuestro cuerpo, como el cerebro?  Por supuesto que también lo podemos poner en forma con unas visitas  al   “gimnasio”, o sea, ponerlo a hacer ejercicio.  ¡no hay otra opción y sí se puede!.

El cerebro es el  órgano con más poder  en nuestro cuerpo  que controla cada una de nuestras funciones. Algunas veces se define al cerebro  como el músculo del pensamiento. De no cuidarse y ejercitarse, está el riesgo de la pérdida de memoria, demencia, etc.,  nos referimos al mal de Alzheimer.

uanl

Aunque  no hay cura para este tipo de enfermedades mentales, sí existen maneras de prevenirlas,  incluso de evitarlas. ¿Cómo? Muy simple; manteniéndonos activos mentalmente, haciendo cualquier cosa en la que tengamos a nuestro cerebro trabajando, ejercitándose.

De acuerdo al Instituto Nacional de la Edad en los Estados Unidos,  aproximadamente entre  2.4 y  5.1 millones de americanos sufren del mal de Alzheimer, amenazando con incrementarse seriamente para el 2030.

La solución es fácil. Dígale adiós al Alzheimer en otro idioma.

Estudios recientes  han mostrado que cuando nosotros  incorporamos nuevo vocabulario  y habilidades de conversación, se crean unas brechas neurales mejorando así,  la función del cerebro y la memoria.

Los que ya hablamos dos idiomas, llevamos ventaja con los monolingües, es decir los que solo hablan un idioma pues según los expertos, éstos son los más propensos a padecer éstas enfermedades antes de tiempo.

Sin embargo, el aprender idiomas no es la única actividad para mantener a nuestro cerebro lúcido y en forma. Mi abuela de 83 años tiene un cerebro increíble. No porque hable dos o tres idiomas, sino porque desde que yo tengo uso de razón la he visto tejiendo, leyendo, o escribiendo sin parar.  Ella, sin darse cuenta  ha manejado desde siempre las dos funciones que tenemos en nuestro cerebro, como el lado derecho y el lado izquierdo, (toda nuestra anatomía está formada de dos mitades).

Las funciones del lado derecho de nuestro cerebro se caracterizan por los detalles, las matemáticas y  ciencias, los patrones,  palabras, lenguajes así como reglas y el sentido de la lógica. Las funciones del lado izquierdo de nuestro cerebro se caracterizan por símbolos, imágenes, sentimiento, apreciación, percepción, presente y futuro entre otras. Mi abuela, al momento de tejer aplica funciones del lado derecho e izquierdo  a la vez, así como cuando escribe o lee,  hace que su cerebro esté en constante movimiento. Eso mismo podemos hacer todos nosotros. De esta manera nuestro cerebro no tiene espacio para que los enemigos llamados “enfermedades mentales’’ entren y ataquen.

¿Quiere usted mantenerse en forma y joven mentalmente? Ejercite su cerebro. Lea, escriba, o aprenda  un nuevo idioma ahora,  y dígale adiós  a esos enemigos silenciosos en otro idioma. Mientras tengamos aire en nuestros pulmones tenemos mucho por hacer.

~Vivir plenamente produce un cansancio infinito, pero muy gratificante~ Ramón Buenaventura.

Síganme en: http://www.linkedin.com/pub/patricia-pedraza

http://www.facebook.com/pages/patricia-pedraza

http://www.facebook.com/pages/Texas-School-of-Languages

 

 

 

 

Nosotros El Portal de Monterrey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *