martes , diciembre 6 2022

Generarían Visas de Residencia más inversión en EU

Por: Patricia Pedraza / Buenas Noticias. Corresponsal en Houston, Texas.

El 20 de octubre de 2011, un grupo bipartidista de congresistas estadounidenses introdujo el proyecto de ley denomindado Visa Improvements to Stimulate International Tourism to the United States of America Act (VISIT-USA Act, S.1746) diseñado para reforzar el actual mercado de la vivienda para atraer inversionistas extranjeros a comprar casas con la promesa de una visa residencial.

Así lo informó Edgar Saldivar, abogado en litigio comercial del bufete jurídico BoyarMiller en Houston quien agregó que éste año, otro grupo de legisladores bipartidista introdujo el proyecto de ley denominado Startup Visa Act of 2011 (S.565) destinado a crear puestos de trabajo para ayudar a empresarios extranjeros a obtener visas de inmigrante si recaudan ciertos niveles de capital para empresas de inicio por medio de inversores estadounidenses calificados.

Reformando el sistema de inmigración de Estados Unidos, estas leyes propuestas pretenden facilitar una mayor inversión tanto desde dentro de los Estados Unidos y del extranjero con la esperanza de proporcionar un impulso muy necesario a la economía de Estados Unidos.

uanl

La ley VISIT-USA  Act proporcionaría una visa residencial de tres años para los extranjeros que invierten por lo menos $500,000 dólares en inmuebles residenciales en los Estados Unidos. En virtud de la ley, los solicitantes de visa deben gastar al menos $250,000 dólares en una residencia principal donde residen al menos 180 días al año mientras paguen impuestos. Aunque no es un camino a la ciudadanía, el proyecto de ley ofrecería efectivamente visas turísticas extendidas para los inversores extranjeros que buscan aprovechar del exceso suministro de viviendas en el mercado de bienes raíces de Estados Unidos.

La ley Startup Visa, por otro lado, modificaría la ley de inmigración para dar a los empresarios extranjeros una visa de residente permanente condicional de dos años (tarjeta verde condicional) que podría convertir a una residencia permanente (tarjeta verde) si los solicitantes cumplen determinadas condiciones.

De acuerdo con su comunicado de prensa oficial el 14 de marzo de 2011, la ley Startup Visa pretende “impulsar la creación de empleo y aumentar la competitividad global de los Estados Unidos para ayudar a empresarios inmigrantes obtener visas a los Estados Unidos.”  La ley surgió de la ausencia de una categoría de visa diseñada específicamente para los empresarios extranjeros que quieran iniciar una empresa en Estados Unidos y actualmente se encuentran con opciones limitadas o sin opciones.

Mientras muchos empresarios extranjeros esperan para la posible aprobación de la ley Startup Visa, algunos empresarios ya pueden calificar para una visa de inmigrante de EB-5 para poner en marcha sus negocios.

Creado en 1990, la visa de inversionista inmigrante EB-5 está diseñada para los inversionistas extranjeros que invierten una cantidad especificada de capital en los Estados Unidos y que crearán empleo de tiempo-completo para por lo menos 10 empleados.  Para calificar para una visa EB-5, el inversor debe invertir  500 mil o un millón de dólares dependiendo de donde se encuentra la empresa.

Saldívar enfatizó que el proceso de inversionista inmigrante EB-5 ha sido una fuente creciente de capital extranjero en los últimos dos años, con la mayor parte de las solicitudes de visa procedentes de inversores chinos que buscan hacer negocios en los Estados Unidos y establecer una ruta de acceso a la ciudadanía para sus familias.

Además, con la continua inestabilidad en México, un número creciente de ricos empresarios mexicanos ha estado viniendo a los Estados Unidos tratando de iniciar negocios con la ayuda del proceso de visa EB-5 en lugares como Houston, The Woodlands, y el Valle de Texas.

Un artículo reciente en la revista rgVision señala que decenas de familias mexicanas están actualmente dispuestas a invertir más de 83 millones de dólares en empresas del Valle de Texas a través del programa de inversionista inmigrante EB-5.  Muchos más probablemente esperan hacer lo mismo en otras partes del estado.

El abogado en litigio comercial expresó que con los incentivos de una robusta economía de Texas y posibles visas de residencia, es probable que el flujo de inversionistas o empresarios extranjeros que buscan hacer negocios en Texas siga creciendo.  “Esto significa que las nuevas empresas propiedad de inmigrantes necesitarán orientación en los matices legales de la creación y crecimiento de un negocio en Texas para bajar con el pie derecho en su nuevo mercado,”  añadió.

Saldivar concluyó que más allá de los obstáculos de las leyes de inmigración e impuestos, los empresarios e inversionistas extranjeros necesitarán asesoramiento jurídico sobre cuestiones transaccionales tales como adquisiciones y disposiciones de negocios, elección de entidad y formación corporativa, adquisiciones de bienes inmuebles, desarrollo del plan estratégico y de capital, y financiamento  de capital privado y capital de empresa.

Los empresarios futuros también deben buscar el consejo de abogados en caso de posible litigio y de reclamaciones sobre la discriminación o el salario, así como la necesidad de la consejería de empleo, creación de políticas, y acuerdos relacionados con el empleo.  Contar con las herramientas legales necesarias para permitir a los empresarios inmigrantes a hacer lo que mejor saben hacer puede ser suficiente para estimular el crecimiento de nuestra economía.

 

 

 

 

Nosotros invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *