miércoles , junio 19 2024

El que a varios amos sirve

Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se entregará a uno y despreciará al otro.
Mateo 6, 24

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

Acá en el rancho grande, es el único comunicólogo que, camaleónicamente, ha sabido andar con Dios y con el Diablo.

uanl

Cobra una interesante y jugosa iguala en Agua y Drenaje a pesar de la estrategia fallida del año pasado y la que nos sigue este seco año.

Es decir, este personaje abiertamente trabaja para el gobierno de Samuel García, pero…

Como él mismo lo pregona a los cuatro vientos, es operador de comunicación de los priistas Paco Cienfuegos y Adrián de la Garza, archienemigos de Samuel, y lo que él bautizó como “la mesa política”. Es decir juega en ambos bandos que se supone que están enfrentados y peleados a muerte.

Pero además recibe una nada despreciable iguala en la aun descabezada Fiscalía local, mientras a su vez es el vocero y publirrelacionista de la asociación de casinos.

Pero esto no es nuevo: Lo mismo hizo en las campañas del 2021 cuando fue asesor principal de Jaime Rodríguez, pero participaba en el “war room” de Clara Luz Flores y decía querer ayudar “incondicionalmente” a Fernando Larrazabal.

Hoy en día sigue presumiendo su relación con Clara, convertida en experta en seguridad nacional y con el inútil alcalde de Escobedo, Nuevo León, Andrés Mijes, con el argumento de que es una amistad cultivada desde que Benjamín Clariond era alcalde.

Guillermo “Memo” Martínez es sin duda muy hábil y ha sabido estar donde se necesita y donde está el negocio, pero dice Mateo el evangelista: “Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se entregará a uno y despreciará al otro”.

En castizo: que el que a dos amos sirve con uno o varios queda mal, menos consigo mismo.

A ver cuánto le dura el vuelo.

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey