sábado , julio 13 2024

El respeto al cochupo ajeno… ¿es La Paz?

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

Yo no conozco La Paz, al menos la que está en Baja California, como tampoco he conocido nunca el estado mental, aunque la otra vez, creo que en el verano del año 22, me quedé con los boletos en la mano y las ganas de ver en vivo a las ballenas por un tema de salud física, del cual, como el Quijote, no quisiera ni acordarme.

Pero el caso es que he llegado a la conclusión que en temas de periodismo, la nota es de quien la trabaja y el respeto al “cochupo” ajeno “ahora sí que es la paz”.

uanl

Y aquí es donde debo detenerme para explicar a los no iniciados que significa “cochupo”, también llamado “embute”, también llamado “buque”, y en La Laguna “cuadro”: es el soborno (chico o grande) que recibe un reportero por ponerse de acuerdo en qué sacar y qué no sacar en sus notas. Ahora qué, porqué le dicen igualmente “chayote”, no tengo ni idea.

Muchos políticos emplean el cochupo no para que hablen bien de ellos, sino más bien para que no se hable…

Pero léame bien: hay cochupos ajenos que sí se deben de respetar, y son esos que se ejercen con elegancia y distinción y hay otros, no menos caros, que resultan más burdos que intentar rasurarse con una piedra filosa, como el del caso de un laureado periodista, ex director de los que algunos llaman “el periodicote”, refiriéndose a El Norte.

Pues el sujeto de marras puso en la misma batidora para alabarlos, los Ejes Viales, en el otrora Distrito Federal, de Carlos Hank González; la Macroplaza, de Don Alfonso Martínez Domínguez en Monterrey; y los llamados “Segundos Pisos” del intragable López Obrador también en el extinto Distrito Federal.

La intención, pues hacerle el caldo gordo y alabar al compararlos también, al ponerlos en el mismo menjurje como iguales a la “remodelación del Centrito y del Casco de San Pedro (que) está ejecutando el alcalde independiente de San Pedro Garza García, Miguel B Treviño De Hoyos”.

Si señor, si señora, así como usted me lee: cochupo a plena luz del día… O qué, ¿Ramón, el director de ese medio irá a “acostar en su cama para dormir con él a Miguel”? ¿Se lo comerá en mole? ¿O simplemente le sacará copias? Son preguntas inocentes.

Porque comparar a un inefable e inflable Miguel Treviño, con Hank, Don Alfonso y AMLO… no tiene desperdicio.

LA MAÑANERA ANARANJADA

La rueda de prensa presidencial conocida ya como “mañanera” de ayer se pintó naranja con la presencia del gobernador de Nuevo León Samuel García en Palacio Nacional, donde estuvo acompañado a los campeones del torneo Madrid Challenge, que asistieron como invitados para recibir el reconocimiento del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Gracias al apoyo de la administración estatal, la secretaria Martha Herrera y el empresario Carlos Bremer, las niñas y niños pudieron traerse la copa y a palabras de la seleccionada Alejandra Caballero “esta experiencia nos cambió la vida”.

La apuesta del gobierno de Nuevo León por el deporte debería de ser replicada por uno que otro político que parece no importarle el impulso a esta actividad y que simplemente se olvidan aquello de que “mente sana en cuerpo sano”.

A Samuel se le vio muy animado pisando el recinto presidencial, tanto que aunque hay morenos a quienes no les gusta la dupla, no cabe duda que Samuel sabe manejar los reflectores a su favor, tanto que varios apostaban a que lo verán de vuelta por Palacio y no precisamente de visita.

Felicitaciones a los campeones de los centros comunitarios, gran labor de Martha Herrera y su equipo de la Secretaría de Igualdad e Inclusión por el impulso y apoyo a la selección neolonesa.

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey