miércoles , abril 24 2024

Gozan con la música romántica de Álvaro Carrillo

Espectáculos /

La herencia del compositor oaxaqueño Álvaro Carrillo fue reconocida anoche con el espectáculo musical presentado en el Aula Magna por su hijo, el cantante Mario Carrillo y sus invitados.

Entre la música y la conversación entre amigos, el concierto “Un siglo de orgullo con sabor a Álvaro Carrillo” brindó una velada con el artista y productor mexicano Mario Carrillo para recordar al autor de la canción de “Sabor a mí”.

“En Ayotzinapa, Guerrero, mi padre compuso la canción ‘Cáncer’ en 1938, porque a uno de sus amigos le mandan un telegrama donde le avisan que su mamá había fallecido”, expresó Mario Carrillo sobre la canción que inició la fama del cantante.

uanl

El programa incluyó otras obras como “Un poco más”, “Dos Horas”, “Luz de Luna”, “El bravero”, y por supuesto, “Sabor a mí”.

Al escenario también subieron los integrantes del Trío Galenos y Ena Equihua, quienes dieron un claro ejemplo de que la música es su pasión y de cómo ha influido en ellos el repertorio dejado por Álvaro Carrillo.

Conducido por el locutor regiomontano Julio César Sosa Quiroz, el homenaje fue parte de una serie de conciertos en México y el extranjero titulada “100 homenajes para un centenario”, que se realiza para conmemorar los 100 años del natalicio del cantante de música popular.

El Aula Magna de la UANL resultó ser el único lugar en Nuevo León donde se ofreció este concierto homenaje, en el que también participó Arturo Equihua, quien convivió con Álvaro Carrillo en su época de estudiantes en la Escuela Nacional de Agricultura, ENA.

El dato curioso, narrado anoche, es que Carrillo y Equihua llamaron a sus hijas Ena, en referencia a aquella institución en la que ambos estudiaron.

Durante el concierto, Mario Carrillo entregó un reconocimiento al Secretario de Extensión y Cultura, Celso José Garza Acuña, quien definió al compositor mexicano como una figura icónica en la música popular mexicana y agradeció la presencia de los artistas invitados.

El recinto universitario lució lleno de un público que, además de gozar la noche, entabló un diálogo con el artista entre las intervenciones.

“Hay muchos mitos sobre Álvaro Carrillo y quiero que sepan que él fue un buen estudiante, aprovechó cada oportunidad después de quedar huérfano de padre y madre a los ocho años de edad”; expresó Carrillo ante el auditorio.

Por: Teresa Garza / El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey