lunes , marzo 18 2019

Hace UDEM de la integridad su prioridad

Especial / Buenas Noticias

Ayudar a que los estudiantes aprendan a realizar una investigación detallada y entregar un trabajo 100% crítico y original es la misión principal del Centro de Integridad de la Universidad de Monterrey.

Jean Gabriel Guerrero Dib, director del centro, explicó que lo que el departamento quiere no es atrapar o perseguir a los jóvenes que “copian”, sino educar a los alumnos, profesores y colaboradores para que realicen un trabajo honesto y de calidad, algo de lo que pueden estar orgullosos.

“El tema de los reportes y tratar con los casos es la última parte de un proceso que pretende mucho más formativo y preventivo. El Centro de Integridad se trata más fomentar la integridad y no de perseguir los actos de deshonestidad académica”, señaló el licenciado.

uanl

Agregó que la UDEM tiene una amplia gama de herramientas que le permiten a los estudiantes evaluar su trabajo antes de entregarlo al maestro como Turnitin y Safeassign, para citar las fuentes usadas y para pulir su redacción y habilidades de análisis.

Además, el Centro de Integridad organiza campañas motivacionales como la que realizó este semestre con el grupo Acción Poética, y dinámicas para invitar a las buenas prácticas académicas como un álbum en que los jóvenes tenían que pegar tarjetas que representaban acciones éticas. Los alumnos tenían que realizar la actividad señalada para poder obtener la tarjeta. Al final si entregaban el álbum completo, podían participar en la rifa de boletos para un concierto.

De igual manera, recientemente realizó la Semana de la Integridad, cumbre a la que asistieron expertos en honestidad académica de todo el mundo, quienes compartieron las herramientas que aplicaban en sus propias universidades y organizaciones. Incluso presentaron datos de investigaciones recientes.

“La idea detrás de un reporte de deshonestidad y las decisiones que gobiernen al Consejo de Honestidad, a quien le toca atender y resolver estos casos, es cómo convertir ese error en una experiencia de aprendizaje, es decir, que se dé cuenta de que lo que hizo no estuvo bien, pero también que se le ofrezcan medios para hacer las cosas bien. Y tercero, que tengan la motivación suficiente para no volver a equivocarme.”, mencionó el director.

“La encuesta de diagnóstico, con respecto a tres años, nos deja ver que los deja ver que los chicos están más conscientes y enterados del valor de la integridad”, finalizó.

Nosotros El portal de Monterrey