viernes , febrero 3 2023

Hasta para ahorrar agua somos codos en Monterrey

Por Alma G. Ramírez Castillo /  Editorial

A los habitantes de Nuevo León se les reconoce en México y el extranjero por ser ahorradores y muy codos y esto último lo acabamos de comprobar.

Sucede que ni las más recientes lluvias ni los pronósticos más halagueños  impiden que Agua y Drenaje continúe con sus campañas de ahorro del vital líquido.

En casa los papás están sobre sus hijos con la cantaleta aquélla de “no tires agua” o “cierrale”, para que no desperdicien el preciado líquido.

uanl

Fugas que encontramos en casa, son fugas que inmediatamente reparamos. Son tantos los casos de amas de casa que salen en busca de un plomero y no paran hasta que lo encuentran.

En las empresas de Nuevo León es común ver campañas impresas que invitan a los trabajadores a ahorrar agua.

Sabemos que la preocupación la compartimos por igual, Juan Pérez que el Gobernador, Rodrigo Medina o que los habitantes de la colonia del Valle en San Pedro que los de San Bernabé.

La senadora, Cristina Díaz en uno de sus eventos comentó que el agua es tan importante en una ciudad metropolitana como Monterrey que ahora tendremos que traerla de la cuenca del río Pánuco, tal y como ha sido el compromiso del Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Los directivos de SAyDM, saben de esta cultura regia y reconocen a los habitantes consumidores responsables y ahorradores del vital líquido, dijo Elizabeth Cerda.

La Gerente de Cultura del Agua mantiene en redes sociales como Facebook, Twitter y Youtube, así como en radio, prensa y televisión sus campañas para ahorrar el vital líquido.

Para los regios seguir con la cultura del ahorro del agua, pese a las lluvias en este mes de mayo, no hay necesidad de cambiar de planes.

Así que, si a París se le conoce como la Ciudad del Amor, a Hollywood como la Meca del Cine, a Nueva York por sus rascacielos, a Roma por su Coliseo, a Monterrey se nos conoce por ser ahorradores hasta ¡¡¡ con el agua !!! aunque nos digan codos.

Por lo menos ya sabemos que en la capital de Nuevo León hasta podríamos bañarnos con “botecito” en un caso extremo, aunque para no llegar a tanto, lo mejor es cuidar el consumo, que al final de mes se refleja en un ahorro en la cuenta del recibo.

 

Nosotros invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *