domingo , enero 29 2023

Hemos sido envenenados

BUSCAN PRUEBAS IRREFUTABLES
CREO INDICIOS ESTAN SOBRADOS

Por: Javier Livas Cantú / Editorial

Otro libro me sacude. Ahora es ALLANA COLLEN. Aunque es lectura en proceso, lo leído es suficiente para concluir que hemos sido envenenados.

El título es: 10% HUMAN. La epidemia de OBESIDAD coincide con dietas y falta de ejercicio, pero más de lo que se suponía con el incremento en uso de ANTIBIOTICOS como si fueran alkaseltzers.

uanl

Desde fines de la Segunda Guerra Mundial en delante, se expande su uso en recetas mayoritariamente exageradas.

Lo que yo TAMPOCO sabía, es que los antibióticos son administrados como soluciones para provocar que el ganado engorde y lo hace fenomenalmente desde hace más de 60 años!!!

Tampoco sabía que los pollos TAMBIEN son bombardeados con antibióticos para lo mismo. O sea que nosotros además de abusar de antibióticos para una gripita, (aunque vienen de virus) estamos ingiriendo antibióticos en carne y pollo.

Los daños de los antibióticos en niños pequeños causan una alteración irreversible en mezcla de organismos SOCIOS A LOS QUE DAMOS HOSPEDAJE (bacterias) en nuestros intestinos y nos ayudan a generar nutrientes.

El desquiciamiento de la flora intestinal remacha los daños de los antibióticos. La sospecha de que el autismo tiene este origen es mayúscula, pero NADIE se atreve a decir que hay una CAUSA DIRECTA porque la ciencia EXIGE pruebas contundentes. A eso agreguemos inflamación que está como factor en la generación de células que acaparan grasa.

Para mí, viendo el sistema en su conjunto, está muy claro, al menos como una VERDAD PROVISIONAL que debe generar consecuencias inmediatas, hasta en tanto se puedan obtener dichas pruebas directas causa-efecto. Creo que la profesión médica ya se puso las pilas, al menos parcialmente, pero NO HAY que se vea presión popular para atacar el problema. LA GENTE SIGUE engordando cada día más. Es como una PANDEMiA MUNDIAL.

Espero que SABER no quede forzado a pruebas de los mecanismos específicos porque el cuerpo humano y sus 100 millones de millones de bacterias que nos acompañan establecen un sistema demasiado complejo.

Algo hay que hacer YA! Por lo pronto investiga y aprende más sobre esto.
Javier Livas

 

Nosotros invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *