domingo , noviembre 27 2022

La SEP limita la función de los CTE y en secundarias no opera la guía

Por: Roel Guajardo Cantú / Editorial

El Consejo Técnico Escolar es por excelencia el espacio más apropiado para que el colectivo de cada centro vea, analice, debata y acuerde sobre la problemática de su escuela. Donde el personal docente y de apoyo al servicio educativo revisa, reflexiona, interactúa, se retroalimenta, da seguimiento, evalúa y acuerdan qué se necesita hacer, cómo y cuando hacerlo, quién o quienes se hacen responsables de cada acción con el propósito de mejorar la marcha y organización de la institución y elevar el aprovechamiento escolar del alumnado.

El CTE se preocupa porque el espacio y materiales que se requieren para el trabajo educativo estén listos y funcionando; regula la relación, la comunicación y la coordinación con los componentes que intervienen en el quehacer educativo. Construye el Plan General de Trabajo del Centro Escolar, donde se establecen las metas y los propósitos con visión de futuro y trabajo de equipo. Con organización, delegación de funciones, responsabilidades y descarga administrativa para centrarse en el trabajo académico y formativo del alumnado.

Ahora con la guía del CTE, la Secretaría de Educación coarta o limita la libertad del colectivo docente de las escuelas porque lo subordina a un libreto, que se tiene la obligación de desarrollar y aunque la misma guía señala que los integrantes de cada CTE pueden abordar los temas de cada momento como el personal lo determine, de ampliarlo o compactarlo como se considere más pertinente conforme a la experiencia y a las necesidades de cada institución, lo cierto es que aun así, la autoridad educativa y la guía de los CTE nos obliga a llenar los formatos que en ella vienen, a levantar el acta de la sesión ceñida al contenido de la guía y a elaborar la bitácora de la misma para darle seguimiento en las reuniones posteriores.

uanl

Aun cuando los lineamientos de los CTE que elaboro la SEP, establecen que estos son órganos colegiados donde se deben de analizar y reflexionar sobre los principales  problemas de cada centro escolar y tomar las decisiones,es la misma Secretaría de Educación la que impone la agenda a desarrollar, con acciones, estrategias y actividades estandarizadas sin considerar las características del entorno sociocultural de cada escuela y de cada nivel educativo.

La guía que impone la SEP para las reuniones de los Consejos Técnicos Escolares, desde la perspectiva de la educación secundaria o como está actualmente organizada la escuela secundaria,  no es funcional desde el momento en que el docente solo dispone de cuarenta minutos para cada sesión de clase y en algunas asignaturas tiene solo una sola clase por semana o dos, donde tiene un amplio programa con contenido que desahogar porque hay que evaluar. Donde la gran mayoría de los maestros tienen 4, 6, 8, 10,12 y hasta 14 grupos de 45 alumnos que atender como para elaborar listas y lista de alumnos especificando cuántosparticipan en clase en forma activa, ocasional o simplemente no lo hacen.

Cuántos obtienen calificaciones de 8 a10,  entre 6y 7 y cuántos están con 5 de evaluación para después graficarlos como lo pide la guía de la sesión No. 4  al margen de la dosificación de los contenidos del programa, de la planeación de clase, pase de lista, revisión de trabajos o tareas, además la guía del CTE sugiere una serie de actividades para empezar bien el día y hay que agregar la elaboración, aplicación y revisión de los exámenes parciales y bimestrales.

Entonces cómo, a qué hora el profesor debe o puede cumplir con la sobre carga administrativa que conllevan la guía para los CTE. Distraer  su atención y trabajo docente con el grupo de alumnos para elaborar la documentación requerida para cumplir con la autoridad,no es lo más recomendable y este no debe ser el propósito.

La escuela secundaria tiene una organización en cargas y funciones de trabajo muy diferente a los niveles de Preescolar, Primaria y Educación Especial,en donde el docente mayoritariamente labora por jornada o turno completo.

Una guía estandarizada no opera para secundarias, pero tampoco para los demás ciclos educativos que tiene contextos diferentes y por lo tanto problemas, necesidades y desafíos desiguales.

Hay que rescatar lo bueno de la guía para el funcionamiento de los CTE pera no encasillar a todas las escuelas y subordinar a los profesores al desarrollo de un libreto.

 

Nosotros invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.