domingo , noviembre 27 2022

Los responsables de las tradiciones

Hablando entre Lenguas

Por: Patricia Pedraza / Editorial

Arte, música, creencias,  historias, bailes, chistes, comidas, tradiciones, son entre otros la definición del folclore  y riqueza cultural que hacen a un  pueblo.  Todo esto sin duda es aprendido y se ha pasado  a través  de generaciones de amigos y  familia quienes somos sin duda, los   responsables  de  trasmitir este tesoro y mantenerlo vivo.

Echando un vistazo a nuestra infancia, ¿quiénes de nosotros no tenemos quizás algún momento, algún recuerdo con alguien contándonos una historia?

uanl

Desde el famoso cuento de la llorona, los corridos que en los tiempos de antes era la forma de comunicar noticias entre los pueblos,  hasta la  tradición más simple de  tomar café con pan en las tardes,  son entre tantas, partes importantes de la persona que somos hoy en día.

Contar historias a los niños es un papel súper importante en nuestras familias, nuestras escuelas, nuestras comunidades  ya que por medio ella se va trasmitiendo ese orgullo de nuestros orígenes.

El estado de la estrella solitaria, en la Unión Americana- Texas-   posee una rica variedad de folclore cultural debido a la ensalada de nacionalidades que viven aquí.

La vida folklórica de Texas es un legado cultural que conecta a la gente con su pasado y su presente. Aquí están todos los grupos étnicos, mexicoamericanos, anglos, afroamericanos, europeos, indios, asiáticos, etc.

Texas Folk Life, es una organización estatal  sin fines de lucro dedicada a preservar y presentar las diversas culturas así como el patrimonio vivo en el estado tejano.

Disfrutando de un café con su  representante Christina Balli  quien en el argot  de la  historia de la vida folclórica en Texas es una conocedora, me comentó que la vida folklórica en esta entidad, sigue más viva que nunca,  y si bien es cierto que existen versiones refinadas, estilizadas  de estas tradiciones comparte su opinión de  que la tradición se pierde de acuerdo a la clase social.

“Nuestro objetivo es promover estas tradiciones  de música regional, de acordeón en otras clases sociales”, dijo  Balli, quien enfatizo en que  los que más  se aferran  orgullosamente a sus tradiciones son los mexicanos.

¡ Claro! Nosotros hacemos fiesta hasta de la muerte, característica  cultural que en estos tiempos actuales hay gente que todavía no logra comprender.

En mi experiencia como profesora de español en una escuela secundaria donde la diversidad cultural está a flor de piel, era interesante ver los grupitos de estudiantes de acuerdo a su raza, a su cultura, por supuesto esto aun lo vemos en los entornos sociales de los adultos, pero a nivel estudiantil se presumiría que todos son los mismos.

Las culturas que más se mezclan por decirlo de alguna manera,  son los caucasianos con latinos y afroamericanos, pero al chino, japonés, vietnamita o indio es muy raro que se vea de amigo con alguien de otra cultura que no sea la suya – a menos que sea por interés profesional o de negocio-.

Los responsables de que las tradiciones perduren somos nosotros los adultos, las autoridades, la escuela y por si fuera poco tenemos que recordar que es un respeto a nuestra identidad, a quienes somos,  de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Si bien es cierto que la cultura es cambiante y que se tiene que vivir hoy, también es muy importante mantenernos conectados con nuestra esencia.

Es aquí  en Texas  donde  se puede apreciar desde una polka alemana y polaca hasta la típica polka norteña, -género regional mexicano-  hasta lo más actual  como la danza folclórica eléctrica  que consiste en las famosas botas puntiagudas.

Esta  danza  tribal es  muy peculiar. Hombres rancheros agarran la punta de sus botas y se mueven al ritmo de la música, para participar en concursos de “tribaleros”, donde las botas más picudas y las coreografías más atrevidas, ganan.

Texas es el crisol de las  culturas, rico en diversidad cultural  con eventos que promueven viejas tradiciones a un estilo muy modernizado, es verdad, pero que vale la pena ver, participar, aprender, difundir y preservar.

*Colaboradora. Profesora de español e inglés como segunda lengua en Texas School of Languages.

 

 

Nosotros invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.