domingo , julio 14 2024

Masacre

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

Le prometo, mi querida lectora, mi querido lector, que para escoger el encabezado de esta entrega, “Masacre”, tuve que hacer una verdadera introspección, por aquello de no ofender a las almas pías y a los censores del periodismo que abundan en esta época del año.

Y es que la mera verdad no hay otra manera, aunque la palabra suene tan pesada, escabrosa y hasta amarillista, de ponerle un nombre a los hechos sangrientos del sábado pasado, durante el evento denominado “El Cachanillazo”, en la Delegación San Vicente del municipio de Ensenada, Baja California, a la altura del kilómetro 90 de la carretera Transpeninsular.

uanl

Resulta que una caravana de automóviles deportivos de los conocidos como RZR o Razer fue atacada a balazos por sicarios fuertemente armados con un sangriento saldo de 10 muertos y al menos siete personas más heridas.

Como siempre en estos casos, lo que más abundó fueron trascendidos, porque la autoridad, escudada en el supuesto sigilo que sirve para dos cosas… Así que extraoficialmente se dijo que las víctimas son cercanas al Cartel de los hermanos Arellano Félix y que fueron masacrados por sicarios del Cartel de Sinaloa.

La masacre ocurrió al filo de las 14:40 horas, es decir, a plena luz del día y con toda la impunidad del mundo.

Los terribles videos que se grabaron, hablan más que mil sangrientas crónicas.

De pronto de un convoy de camionetas con hombres armados, bajaron los gatilleros quienes atacaron impunemente a los hombres y mujeres con armas automáticas.

Como siempre, el despliegue posterior no se hizo esperar y llegaron policías de todos los calibres y todos los tamaños.

De muy poco sirvió el desfile de modas de los uniformes. Hasta el momento, Marina del Pilar Avila Olmeda, la gobernadora morenista de Baja California, no ha dicho esta boca es mía.

“Y es que es el México profundo”, diría el otro…

EN PLENA CAMPAÑA

Quienes ya están abiertamente en campaña para la reelección son los alcaldes, pues ayer en su primer mitin disfrazado de protesta ciudadana, en los bajos del Congreso, exigieron al gobierno del estado la supuesta liberación de recursos por 2 mil 500 millones de pesos.

Más tardaron en hacer su show que en tener respuesta de parte de la administración estatal, pues en voz de Javier Navarro, secretario de Gobierno, les contestó: “El fondo para los municipios de 2 mil 500 millones de pesos, que hoy reclaman, está ahí; sin embargo, como es su costumbre, lo quieren a discreción para gastarlo en sus estructuras partidistas y no en mejoras para sus municipios. Ellos saben que el Gobierno del Estado está abierto para recibir los proyectos, tienen las puertas abiertas de dicho fondo, siempre y cuando cumplan con el requisito de que es para obra pública y seguridad, y no a discreción como ellos exigen”.

Eso se llama ponerle el cascabel al gato.

Y muy calladitos se quedaron los protestantes, pues los municipios han recibido 5 por ciento más recursos que el año pasado.

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey