miércoles , enero 22 2020

Practican estudiantes con discapacidad aprendizaje en el servicio en Misiones UDEM

Educación /

En busca de ganarse cada vez más su independencia, ayudando a vecinos de comunidades e, incluso, inspirando y animando a sus compañeras y compañeros sin discapacidad, estudiantes del Programa de Inclusión Social y Educativa (PISYE) de la Universidad de Monterrey pusieron en práctica el aprendizaje en el servicio a través del programa de Misiones UDEM.

El año pasado, por primera vez, tres jóvenes con discapacidad intelectual participaron en Misiones Nacionales, organizadas por el Departamento de Espiritualidad Universitaria para el Servicio (DEUS) de la UDEM, una estancia de siete días en cada ocasión durante los periodos litúrgicos de Semana Santa y Adviento, conviviendo con estudiantes de diferentes programas académicos de esta casa de estudios. 

Se trata de los alumnos Alan Darien Pérez Martínez, de octavo semestre del programa universitario, pionero en marzo, en la comunidad de Estación Madero, en Parras, Coahuila, y también participante en diciembre, en Linares; y Humberto Emiliano Hernández Cervantes y Rodrigo Nacif Ruiz, ambos de quinto semestre, quienes colaboraron en Linares, durante el Adviento.

uanl

El programa de Misiones UDEM busca formar personas con un enfoque espiritual y de responsabilidad social a través de la participación en diferentes proyectos, en donde tienen un encuentro con otros jóvenes universitarios y con familias de distintas comunidades rurales y urbanas.

El Programa de Inclusión Social y Educativa, pionero en México con más de veinte años, brinda a los jóvenes con discapacidad intelectual la oportunidad de continuar su desarrollo formativo y académico y ser más independientes, en un ambiente de convivencia universitaria, donde pueden participar en las diferentes actividades que conforman el Modelo Formativo de la UDEM.

“HACÍA REÍR A MIS COMPAÑERAS, LES ELEVABA LA AUTOESTIMA”

Alan Darien, el primero en participar, en marzo de 2019, comentó que, en su primera salida, se sintió nervioso al llegar y bajar del camión, por lo que tuvo que hacer un esfuerzo para relajarse y abrirse a esa experiencia: “dejar a mi mamá a un lado y meterme a otra cosa que a mí me gustara”, y después le agradó mucho estar con sus compañeras y compañeros.

“En el segundo viaje, me sentí bastante diferente, tuve que ser muy abierto en muchas cosas, preocuparme de lo que pasara y apoyar a mis compañeras en lo que fuera, les prestaba de todo; me dio alegría hacerlas reír a ellas y a mi compañero, les elevaba la autoestima para que se alegraran al otro día”, relató.

Rodrigo, quien viajó en el periodo de Adviento, manifestó su deseo de repetir la experiencia: “me encantaría hacerlo otra vez más”, porque le gusta hablar y jugar con las niñas y los niños, además de que les enseñó a dibujar y a hacer arreglos para la decoración de la parroquia.

“SON PARTE DE LA COMUNIDAD UDEM”

Benjamín García Chaires, director del DEUS, indicó que esta iniciativa recupera el reconocimiento de quienes estudian en el programa de inclusión como parte de la comunidad UDEM.

“Ya tenemos muchos años de experiencia realizando los proyectos misioneros, en donde participan estudiantes de cualquier carrera universitaria, tanto en proyectos nacionales como internacionales; entonces, al ser los muchachos del PISYE miembros de la comunidad, se vio la manera de que también pudieran tener la oportunidad de participar”, expuso.

El directivo afirmó que no es posible hacer una distinción entre estudiantes, por lo que hombres, mujeres, de primero o de último semestre, deben ser incluidos en cualquier comunidad, porque “el pueblo de Dios está integrado por todo ser humano”.

“Al tener en la comunidad a estos muchachos con alguna discapacidad, no son personas que tengamos que excluir: el recibirlos, para nosotros, es responder a la apertura del Evangelio, que nos permite considerar a ese Dios que tiene una mirada amorosa para todos sus hijos”, señaló.

García Chaires manifestó la disponibilidad del DEUS para que las y los alumnos del programa educativo continúen participando en los diversos programas de misiones, con el apoyo del PISYE para la selección interna de estudiantes, de acuerdo con sus perfiles.

Redacción / El Portal de Monterrey

Nosotros El portal de Monterrey