domingo , febrero 25 2024

Propone check list en derechos humanos después de COVID-19

Educación /

Duranteel periodo de contingencia por el coronavirus COVID-19, las disposiciones de protección sanitaria no han sido uniformes para toda la población.

A lo largo del país, en algunos municipios se instalaron filtros para impedir el paso al tránsito foráneo, mientras que, en otros, el ingreso es libre; en un principio, quienes fallecieron por COVID-19 fueron cremados; con el tiempo, los cuerpos fueron entregados a los familiares y pudieron sepultarlos.

Solo para un porcentaje pequeño del alumnado en nivel de educación básica, las clases pudieron realizarse por videoconferencia a través de una computadora; en algunas empresas, se conservaron los sueldos originales y la planta laboral, mientras que, en otras, se redujeron los salarios o se recortaron plazas; algunos bancos ofrecieron negociar las deudas, pero otros no.

uanl

Entre este caudal de criterios inestables, la pandemia del coronavirus COVID-19 tomó desprevenido a México –como en muchos otros países–  en cuanto a protocolos claros en materia de derechos humanos en las áreas educativa, sanitaria, laboral y financiera, entre otras, por lo que es necesario, después de la reactivación social, sentarse a la mesa a hacer revisiones sobre estos temas.

Así lo propuso Magda Yadira Robles Garza, profesora de la Escuela de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Monterrey, quien exhortó a crear comisiones pospandemia en cada uno de los temas para hacer un check list de los vacíos e imprevistos, así como de las necesidades que se presentaron, a partir de la actual experiencia de la contingencia sanitaria.

Declaratoria sanitaria… con recomendaciones

Para la también directora del Centro de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (CEDESCA) de la Academia Interamericana de Derechos Humanos en Coahuila, las características de esta pandemia han llevado a limitar o restringir derechos básicos, pero aclaró que en México no se ha aplicado un “estado de excepción”, sino que se eligió el camino de aplicar la Ley General de Salud, que prevé la formación de un órgano de salubridad para regir los destinos de la contingencia.

De cualquier forma, sea una declaratoria de excepción o una declaratoria sanitaria, Robles Garza estableció que las decisiones deben fundamentarse en la Constitución mexicana y en las medidas básicas establecidas con anticipación para que un país tenga una ruta a seguir, como cuando hay protocolos contra un incendio o un terremoto, y que “no se tomen decisiones arbitrarias o que en el momento se expida una ley de excepción, porque sería actuar contra los derechos humanos”.

“Un error de este gobierno, me parece, es que no hubo claridad en la emisión de estos decretos: el ‘quédate en tu casa’ es voluntario; lo que emite el Consejo es en calidad de ‘recomendaciones’ a la población”, advirtió.

“Es por eso que unos estados tienen filtros sanitarios, otros tienen sanciones y multan, y cada estado tiene diferentes medidas, porque no hubo una normativa federal, ni se previó la protección a derechos humanos, ni hasta dónde están los límites”, expuso.  

En otros rubros, en Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León se implementó el cubrebocas como “obligatorio”, aunque no hubo una línea clara a través de un decreto, en opinión de Robles Garza, mientras que en Baja California no hubo ninguna medida al respecto y el índice de contagios se incrementó.

Visión colegiada

Robles Garza se mostró convencida de la necesidad de crear comisiones pospandemia de cada área: salud, educación, laboral, empresarial, financiera y de derechos humanos, apoyados por expertos, académicos, sociedad civil y funcionarios, para que no quede como una visión solamente del Estado.

“Si no tenemos un orden normativo, sin leyes claras, si no está explícito, si no está bien hecho, no nos va a cuidar; debemos tener decretos claros, sin lugar a interpretaciones: es la mejor manera de cuidarnos”, manifestó.

La profesora universitaria indicó que es necesario revisar marcos jurídicos como la Ley Federal del Trabajo, la Ley Federal de Educación y la Ley Federal de Salud, entre otras, porque “falta que se hagan las incorporaciones de lo que hemos visto que no está previsto: esta crisis nos ha dejado ver las insuficiencias”. 

“La contingencia violenta derechos; puede violentar tu derecho a la cultura, porque modifica tu rito o tu religión; las crisis no dan tiempo para tantas cosas, por eso hay que hacer el check list y decir qué nos faltó; entonces, para la siguiente, que no nos vuelva a pasar”, apuntó.

Redacción / El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey