sábado , abril 20 2024

Seguridad bananera en Estadio Banorte o Estadio Borregos

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

El exitoso concierto que marcó el regreso tras cinco años de ausencia de la banda gringa Imagine Dragons fue manchado por la pésima organización y la falta de visión en la seguridad esencial en el evento, que tuvo lugar en el Estadio Banorte o Estadio Borregos del Tec de Monterrey.

Me platicaron que poco más de 21 mil fanáticos, entre los que resaltaron muchísimos niños, asistieron ilusionados al antro sin techo ese, llamado pomposamente con el mismo nombre del banco de la familia González Barrera y que preside Carlos Hank González.

uanl

Tras cinco años de ausencia, la banda de Las Vegas, Nevada, que encabeza Dan Reynolds se presentó en la “Cancha A” la noche del viernes pasado.

Empero, los asistentes no sabían que la seguridad del evento, por sus puras pistolas, cerró con cadena y candado una de las principales puertas que pudo haberse necesitado para evacuar el sitio en caso de una emergencia.

Los fans se vinieron dando cuenta ya al final del concierto y en vez de una disculpa por parte de los guardias, lo que encontraron fueron insultos.

Imagine Dragons presentó así, entre nubarrones su “Mercury World Tour” y no creo que los músicos se hubieran dado cuenta siquiera de lo cerca que estuvieron de una tragedia. Claro que de la trampa mortal los medios “tradicionales” o no se percataron o prefirieron darle vuelta a la página.

“Llamó la atención que entre los asistentes se encontraban gran cantidad de niños, para algunos de ellos, se trataba del primer concierto al que asistían por lo que su emoción se desbordó al disfrutar en vivo de la banda estadounidense” Dijo parcamente Milenio.

Ah, y de los 700 pesos que había que pagar por estacionar un carro en un terreno baldío hablamos luego…

¿Ese es el estadio de primer mundo que presume el Tec de Monterrey?

¿CARNE ASADA O CARNE ASEDA EN LA HUASTECA?

Hablando de inconscientes que se ponen a hacer eventos masivos sin medirle el agua de la seguridad a los camotes, los que se llevaron las mentadas multitudinarias del “respetable”, pero por el macroembotellamiento vial que causaron fueron, Jesús Angel Nava Rivera, el ex payasito “Tofito”, quien en sus ratos libres juega con la alcaldía de Santa Catarina, y el ricachón Hernán “Grillo” Sada.

Resulta que a los dos personajes se les ocurrió realizar una “Mega Carne Asada” en la entrada al parque La Huasteca, no más por sus pistolas y porque a “Grillo” Sada le sobraban cien mil pesos que él puso como “coperacha”.

Ambos se escudaron en que estábamos en vísperas del primer partido de la final de futbol entre Tigres y Chivas.

El desastroso resultado de una carne asada que resultó aseda: por horas se colapsó la vialidad del tráfico pesado por Morones Prieto.

LAS CUENTAS DE NAVARRO

La entrega puntual de recursos financieros a los gobiernos municipales, por parte de la administración estatal que encabeza Samuel García, conforme lo marca la ley, es un signo de que en el nuevo Nuevo León la transparencia prima sobre cualquier otro interés.

Sacando cuentas, Javier Navarro, secretario General de Gobierno, ha detallado que se está al corriente en entrega de recursos a los municipios, incluso, con un 14 por ciento más que el año pasado.

Dice que de enero a abril del presente año se entregaron a los municipios recursos estatales por más de 2 mil 858 millones, 14 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. Por lo que hace a los recursos federales, los municipios recibieron en los primeros cuatro meses del año, 4 mil 737 millones de pesos.

En tanto, los inconformes de siempre cuestionan a Samuel “por su ausencia” en el Estado sin informarlo al Poder Legislativo, cuando la realidad es que las giras por Los Angeles, Corea del Sur y Taiwán han rendido frutos que alcanzan proyección de cifras millonarias en materia de progreso económico para Nuevo León.

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey