martes , mayo 28 2024

Trote Vaquero, una lección de vida de la UANL

Por: Raúl Emigdio Guevara Ortiz / Buenas Noticias

Motivado por la confianza que un día le depositara su abuelo materno meses antes de fallecer, cuando juntos recorrieron la pista del Parque Fundidora y alentado por un gran número de compañeros  que junto con él enfrentaron el reto de participar en el Trote Vaquero, organizado por la Preparatoria N° 2, Abraham Alejandro Andrade Flores dictó una  lección de superación a toda la comunidad universitaria imponiendo su deseo de trascender a su problema de espalda bífida.

Andrade Flores estudiante de apenas de 16 años de edad, quien toma sus estudios en el grupo 114 de la institución universitaria de la colonia Obispado, al igual que los miles de compañeros arribó a la competencia minutos antes de las 6 de la mañana del domingo 9 de noviembre y al igual que todos comenzó su calentamiento previo al inicio de la competencia, acompañado de su inseparable andador móvil con el que se desplaza.

Su carrera dio inicio al sonar de la corneta de aire que en forma estruendosa daba la salida del contingente femenil y ahí inmerso en casi  dos mil 300 competidoras, el recorrido que Abraham había soñado desde hacía dos meses atrás cuando lo platicó a con su Director José Ángel Ovalle y su profesor de la Academia de Cultura  Física y Salud, Román Pérez Vallejo comenzaba.

uanl

Lejos estaba de realizar los 10 minutos 56 segundos que su compañero Antonio Ruiz realizaría al cruzar la meta en primer lugar del Trote Vaquero,  la legendaria competencia  universitaria iniciada en el año de 1988, mucho menos superaría al de  Valeria Puga del grupo 130 que ganó en la rama femenil con marca de 15:45, pero su andar motivaba  y levantaba a cada paso muestras de apoyo de propios y extraños.

Y fue precisamente cuando el reloj indicaba las 8:40 de la mañana, cuando bajo los gritos de “Abraham, Abraham” salido de las gargantas de los congregados en la zona de meta  aunado a una cascada de aplausos de estudiantes, maestros y padres de familia, superando cualquier malestar o cansancio Andrade Flores vio cumplido su objetivo, cruzando la zona  de meta bajo una lluvia de flashes recibiendo su medalla de participación de parte de José Ángel Ovalle González, Director de la Preparatoria N° 2.

“No se dejen vencer, luchen por sus sueños” dijo Abraham en la improvisada rueda de prensa, que similar al de una gran estrella del deporte ofreció a los medios de comunicación, donde manifestó el cariño hacia sus padre y el agradecimiento a sus compañeros de clase que de un puñado de casi 50 en el aula se convirtieron mágicamente en más de 4 mil al momento de pasar la zona de meta.

Al final del evento el sabor dulce en la boca se refrendó con el reconocimiento que de  parte de las autoridades de la institución otorgaron  al joven que con su ejemplo de lucha, entrega y preparación, mostró el lado humano  que tiene la Universidad Autónoma de Nuevo León  con su política incluyente, abierta a todos los credos, pensamientos, géneros,  fortalezas físicas y mentales.

 

Nosotros El Portal de Monterrey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *