sábado , mayo 25 2024

¿Y en Dinamarca hay aspirinas?

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

Hawái, Bombay son dos paraísos
que a veces yo, me monto en mi piso
Mecano

Quienes me conocen saben que si algo he sabido ser en mi vida es agradecido y que si algo he hecho, es reconocer a quien me ha ayudado, poquito o mucho en este largo caminar llamado existencia a la mexicana.

uanl

Patento esta advertencia anterior para que no se vayan a sentir conmigo: Hay tres promesas con las que falló de calle la ¿administración? de López Obrador y, por más idiotizados que estén los chairos y sus aplaudidores a sueldo, discutir de las promesas rotas es un asunto irrebatible.

El primero: la gasolina no está, ni ha estado en el sexenio en los 10 pesos prometidos por litro. De eso, porque soy automovilista y porque soy mexicano y pago las consecuencias, no me van a contar.

La promesa, entre muchas otras partes la hizo López en el quiosco de la Plaza Principal de Cadereyta, ante un nutrido grupo de simpatizantes allá por el 2016 y ahí estaba yo, atestiguando la escena.

Segundo: Con la delincuencia, organizada y desorganizada, parece que López ha tomado aquella vieja máxima de que “si no puedes vencerlos únteles”. Se necesita estar bien ciego para no ver que son los malandros los que mandan e, n vidas y haciendas nacionales y casi casi trasnacionales.

¿Qué por qué digo que trasnacionales? Ah, pues que le aprieten a la llaga de la crisis con Ecuador, y verán la mano negra y espinosa.

¡Pero abrazos y no balazos!

Tercero: Y en este punto sí se la bañó y se la baña cada que se acuerda López, quien promete solemnemente que tendremos un sistema de salud mejor que el de Dinamarca.

Yo reto a quien sea a que visite cualquier clínica pública y de fe de que no hay ni modestas aspirinas, mucho menos otros medicamentos más sofisticados.

Ah, pero si requiere usted una cita especializada, digamos, de cardiología, no se vaya usted a infartar, porque no hay citas a la vista. Es decir, siéntese para que no se nos agite.

Pero síganle creyendo, que al cabo ya falta menos.

@obedc
[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey