sábado , abril 13 2024

Con agua iluminan casas marginadas

Por: Alma Graciela Ramírez Castillo / Buenas Noticias

Nunca iluminar una casa había sido tan barato en ninguna parte del mundo y ahora es posible llevar luz a los barrios pobres del área metropolitana de Monterrey y muchas ciudades y comunidades mexicanas.

Se trata de un ingenioso invento de estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en EE.UU. que ya lo están aplicando en regiones populares de Filipinas.

Los habitantes sólo recibieron adiestramiento ¡Y se hizo la luz! No crea Usted que se trata de un programa costoso y de un tendido eléctrico de miles de kilómetros.

uanl

Tampoco se requirió de quemar miles de litros de algún combustible y contaminar la capa de ozono.

Nada de eso, para estos académicos de los Estados Unidos sólo les bastó aplicar una idea tan simple para atraer toda la potencia del Sol atrapada en una botella y ¡zaz! las oscuras y mal construidas casas de una pobre comunidad en Filipinas se iluminaron.

La técnica de esta ingeniosa  “lámpara” es usar una botella transparente de plástico llena con agua purificada y lavandina.

A continuación la botella se inserta en los techos para aprovechar la luz exterior durante el día.

Ya se imaginará el sorprendente efecto que producen los rayos del Sol que penetran a través del envase relleno de agua lejía, la mezcla genera una refracción brillante de 360 grados, que ilumina una habitación con la misma intensidad de una bombilla eléctrica  de 55 watts, a un costo de unos 2 a 5 dólares, es decir 25 ó 30 pesos.

¡Sorprendente! ¿No cree Usted? Esta idea es parte del proyecto “Un litro de luz” de la organización My Shelter  Foundation Inc. y que muchos quisieran ver en México.

Por lo pronto en las Filipinas la meta es llevar luz a más de un millón de hogares filipinos para el año 2012.

En Filipinas, al igual que en México, el alto costo de la electricidad es una de las principales preocupaciones porque  constantemente el Gobierno Federal y los diputados se la pasan aumentando el costo de los energéticos.

Por lo pronto, en Filipinas con el uso de energía 100 por ciento renovable y materiales de fácil adquisición y aplicación, se inició el proceso para mejorar la calidad de vida, simplemente evitando que el gastado bolsillo de los filipinos siguiera pagando altos costos en un país donde los ingresos de la población pobre no rebasa los 18 dólares mensuales.

El procedimiento utilizado por los estudiantes del  Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en EE.UU. es simple y nada complejo.

Los nuevos usuarios de la luz solar sólo deben llenar una botella transparente de 1,5 litros con agua purificada, a la cual se le deben agregar tres cucharadas de lavandina o lejía que usted debe adquirir en una tienda especializada.

 

Selle de manera hermética su botella rellena.

La lavandina servirá para evitar que la solución se llene de moho.

Este sistema puede durar hasta 5 años, comentan los lugareños, mientras el agua destilada o purificada aporta mayor claridad.

Cuando ya se tiene la botella rellena de agua y  lavandina, se perfora el techo, compra una lámina de zinc o fibra de vidrio y atraviesa la botella hasta la mitad.

Debe ajustar con firmeza la bombilla donde deberá aplicar un sellador potente para evitar las filtraciones de polvo y lluvias.

Usted empezará a recibir su nueva energía solar.

Esta innovación de los estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en EE.UU., tiene sus principios en las Tecnologías Apropiadas , “un concepto que provee tecnología simple y fácilmente replicable para satisfacer las necesidades básicas de las comunidades en desarrollo”.

El invento ha beneficiado a comunidades de Brasil, México y Filipinas.

 

Nosotros El Portal de Monterrey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *