sábado , marzo 2 2024

Conoce 3 lecciones del tenis para el desarrollo personal y el aprendizaje de idiomas

Educación |

¿Qué puede tener en común el tenis y el aprendizaje de idiomas? A simple vista, parecen ser dos disciplinas completamente diferentes, únicamente entrelazadas porque existe un idioma global, el inglés; sin embargo, comparten importantes similitudes en cuanto a la necesidad de entrenamiento y dedicación.

Con motivo del torneo de tenis Guadalajara Open AKRON, celebrado  del 17 al 23 de septiembre, los especialistas de Dexty, el Training Center para aprender y practicar inglés de acuerdo a las necesidades específicas profesionales y empresariales, comparten tres valiosas lecciones de los y las tenistas, que se pueden poner en práctica para el desarrollo personal, y por supuesto: para el aprendizaje de idiomas.

uanl

Lección 1: entrenamiento constante

Uno de los puntos fundamentales que el tenis nos enseña es que el éxito no surge de la noche a la mañana, sino a través de un compromiso continuo y un entrenamiento constante. Los tenistas profesionales pasan horas en la cancha, perfeccionando su juego, trabajando en su técnica y manteniendo su forma física. Saben que para lograr un alto rendimiento no pueden darse el lujo de quedarse quietos.

“Esta lección se aplica perfectamente al desarrollo personal”, comparte Elizabeth Bulas, CEO y cofundadora de Dexty. “Si queremos alcanzar nuestras metas y convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, debemos estar dispuestos a invertir tiempo y esfuerzo; ya sea aprendiendo una nueva habilidad, cultivando nuestras relaciones interpersonales, mejorando nuestra salud física y mental. El entrenamiento constante es necesario”, añade.

En el aprendizaje de idiomas es igual de relevante esta lección. Las personas llegan a sentirse frustradas cuando no ven resultados inmediatos, pero el proceso de dominar un idioma extranjero requiere tiempo, esfuerzo, práctica y paciencia. El entrenamiento constante es la clave para alcanzar fluidez, ya sea para escribir o conversar, ambas habilidades necesitan mantenerse en práctica.

Lección 2: la resiliencia en la adversidad

El tenis, al igual que la vida, está lleno de altibajos. Los jugadores y las jugadoras enfrentan momentos de victoria y derrota, y aprender a lidiar con la adversidad es una habilidad fundamental. En la cancha, los tenistas deben mantener la calma incluso cuando las cosas no van como esperaban. Deben adaptarse a las circunstancias y seguir adelante, incluso después de un error.

En el desarrollo personal es inevitable enfrentar desafíos y fracasos. Es en estos momentos cuando se debe recordar que la resiliencia sirve para superar esos obstáculos y ayuda a acercarse al objetivo. Cuando la meta es aprender inglés, sobreponerse de los momentos de frustración significa entender que la fluidez y la pronunciación no será perfecta todo el tiempo, y que cuando un error se presente siempre se puede volver a repetir la frase. “Lo mejor para salir de un error de comunicación es hacer una pausa, ordenar las ideas y empezar nuevamente la frase, buscando la claridad principalmente”, señala Anel Viveros, cofundadora de Dexty. “Cada error es una oportunidad de aprendizaje”, concluye.

Lección 3: el valor de la disciplina y la autoevaluación

El tenis, al igual que muchos otros deportes, requiere de disciplina. Los tenistas deben mantener una rutina de entrenamiento estricta, seguir una dieta equilibrada y cuidar su salud mental. En tanto, la autoevaluación constante es esencial para identificar áreas de mejora y perfeccionar el juego. Los tenistas exitosos son sus críticos más duros y están dispuestos a trabajar sus debilidades para la siguiente competición.

Tanto en el desarrollo personal, como en el aprendizaje de idiomas, la disciplina debe estar presente. Establecer metas claras y medibles permiten reflexionar sobre los pasos a seguir o cambiar para conseguir el objetivo anhelado.

“La disciplina se manifiesta en la dedicación constante al estudio y la práctica. Es fundamental establecer un horario regular de estudio y cumplirlo. Además, la autoevaluación nos ayuda a identificar nuestros puntos débiles y trabajar en ellos”, finaliza Bulas.

Cualquiera que sea la habilidad que quieras aprender o mejorar, las lecciones de tenistas como Iga Swiatek, Jessica Pegula y Elena Rybakina nos recuerdan que el éxito requiere esfuerzo y dedicación constante.

Redacción | El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey