miércoles , julio 17 2024

“Cooperación, sí; sometimiento, no; intervencionismo, no”

Editorial |

Por: Pedro García | POLÍTICA Y GENTE

Al invocar la defensa de la soberanía, y de señalar que dentro del país hay quienes apuestan porque México se convierta en un “protectorado” de Estados Unidos, el presidente López Obrador ha respondido golpe por golpe a legisladores Republicanos del vecino país que amagan con elevar a rango de ley que los marines invadan el territorio mexicano y combatan militarmente a los cárteles mexicanos.

Tal eventualidad me recuerda el arresto del entonces presidente de Panamá, Manuel Antonio Noriega, patrocinado por la hipócrita CIA, es decir, el hipócrita Tío Sam.y la invasión abusiva de Grenada.

uanl

El presidente AMLO fue directo en una reciente mañanera al señalar el inicio de una serie de medidas diplomáticas, vía consulados, para aconsejar a los “paisanos” -con derecho a voto- a sufragar en contra Representantes o Senadores que han estado incitando la invasión de las fuerzas armadas del suelo mexicano para que combatan a los narcotraficantes, a pretexto de la epidemia de fentanilo que aniquila a jóvenes y adultos gringos, adictos a dicho analgésico, convertido en fatal estupefaciente. Igual, por el secuestro y muerte de dos afroamericanos en Matamoros, citados posteriormente como personas con antecedentes criminales.

López Obrador instruyó al canciller Marcelo Ebrard oriente, a través de todos los cónsules, un activismo electoral contra intervencionistas del Partido Republicano, es decir, a no emitir un solo voto contra candidatos de esa tendencia política, lo cual se traduciría en un beneficio al presidente Joe Biden y el Partido Demócrata de cara a las próximas elecciones.

Además de ser una decisión de política exterior dura, la campaña electoral contra los republicanos fortalecería al muy debilitado presidente Biden y al Partido Demócrata. La postura de López Obrador no tiene precedentes y queda en los anales de las relaciones diplomáticas México-EEUU.

Políticos del Partido Republicano enquistados en el Congreso norteamericano, por décadas, quieren mantener su statu quo asumiendo declaraciones populistas para conseguir su relección, pero no contaban con la casta de López Obrador que está convertido en un presidente soberanista, nacionalista y resistente a las agresiones de los conservadores de dentro y de fuera.

En contexto, el presidente López Obrador divulgó una parte de su discurso en el mitin que recordó el acto de la Expropiación Petrolera donde dejó en claro que:

“No puedo dejar de mencionar que en los últimos días algunos legisladores de Estados Unidos, acostumbrados a ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, en plan propagandístico, diríamos aquí en lenguaje coloquial ‘con grilla’, y con fines electoreros, politiqueros, sostuvieron que, si no deteníamos el tráfico de fentanilo hacia la frontera norte, que ellos iban a proponer al Congreso de su país que ocuparan soldados norteamericanos en nuestro territorio para enfrentar a la delincuencia organizada.

“Primero, quiero dejar de manifiesto que ya no es el tiempo de Calderón ni de García Luna, que ya no es el tiempo de los vínculos turbios entre el gobierno de México y las agencias del gobierno de Estados Unidos. Ahora no hay simulación, de verdad se combate a la delincuencia organizada y de cuello blanco, porque no hay corrupción, no hay impunidad, ni existen relaciones de complicidad con nadie.

Pero lo más importante es que desde aquí, desde este Zócalo, corazón político y cultural de México, les recordamos a esos políticos hipócritas e irresponsables que México es un país independiente y libre, no una colonia ni un protectorado de Estados Unidos, y que podrán amenazarnos con cometer cualquier atropello, pero jamás, jamás, permitiremos que violen nuestra soberanía y pisoteen la dignidad de nuestra patria.

“Cooperación, sí; sometimiento, no; intervencionismo, no.”

-o0o-

Ante la moda de condenar a la refinería de Pemex por contaminante, vale señalar que eso se está convirtiendo, también, en una contaminación verbal: hay diarrea de declaracionitis.

Todos cuantos critican la contaminación de la refinería no se bajan de sus carros contaminantes, a merced -precisamente-, de la gasolina que consumen y que es producida en Cadereyta.

Queremos verlos llegar a los palacios de gobierno y a los congresos legislativos a bordo de bicicletas. Lo que falta es congruencia.

Por: Pedro García | El Portal de Monterrey

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey