martes , febrero 27 2024

Descubre 3 razones para adoptar un lomito o un michi

Mascotas |

En un esfuerzo por abordar el preocupante problema del abandono y maltrato animal en México, Full Life ha lanzado el Movimiento Calletana, una campaña integral destinada a promover la tenencia responsable, la adopción de perros y gatos callejeros y generar conciencia sobre la difícil situación de los animales domésticos desamparados en el país y fomentar un cambio positivo en la sociedad.

De acuerdo con cifras alarmantes proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), aproximadamente el 70% de los perros y gatos en México carecen de un hogar seguro. La problemática se ha agravado aún más después del Covid-19, evidenciando un aumento del 15% en el abandono de perros, principalmente debido a la incapacidad de las personas para cuidar a una mascota.

uanl

Full Life reconoce la importancia de las mascotas como parte integral de las familias mexicanas. Por lo tanto, enfatiza que la felicidad, el cuidado y la tenencia responsable deben ser prioritarias al considerar incorporar una mascota a un hogar.

La adopción de estos fieles compañeros no solo brinda un hogar a los peludos amigos, sino que ellos también aportan numerosos beneficios para quienes deciden adoptar. Full Life comparte algunos de ellos:

Mejora el estado de ánimo.

La adopción de un perro y gato no solo implica añadir una mascota a la familia, sino que también tiene un impacto significativo en el bienestar emocional de las personas. La presencia constante y su afecto incondicional pueden generar una sensación de alegría, reducir el estrés y la ansiedad, y mejorar significativamente el estado de ánimo de sus dueños. Según un estudio de la farmacéutica MSD Salud Animal existen algunos efectos positivos en la salud debido a la interacción diaria con estos compañeros peludos, entre ellos: puede elevar los niveles de serotonina y dopamina, neurotransmisores asociados con la felicidad y el bienestar emocional.

Facilita la creación de vínculos sociales.

La adopción de un perro y/o gato actúa como un potente catalizador para la creación de vínculos sociales, porque al ser seres sociables por naturaleza y, al pasear con ellos o participar en actividades al aire libre, los dueños se encuentran con otras personas que comparten su cariño por los animales. Estos encuentros proporcionan oportunidades para entablar conversaciones, intercambiar experiencias y establecer conexiones con otras personas de manera natural y espontánea.

Establece un apoyo emocional y de asistencia invaluable.

Más allá de tener una compañía agradable; representa la construcción de un vínculo emocional profundo que puede brindar un apoyo incondicional en momentos difíciles. Los perros adoptados tienen una habilidad única para percibir las emociones humanas, ofreciendo consuelo y afecto cuando más se necesita. Su presencia constante y su capacidad para brindarnos cariño pueden ser un recurso invaluable en situaciones de estrés, soledad o tristeza. 

Sin duda, la decisión de adoptar un peludo conlleva una responsabilidad significativa, que abarca el cuidado y el respeto necesarios para garantizar su desarrollo y bienestar. Al darle un hogar a un perrito o gatito, nos comprometemos no solo a una tenencia responsable, sino también a un intercambio de beneficios y apoyo mutuo.

Mientras nosotros les proporcionamos un entorno seguro y atento, ellos nos ofrecen compañía constante, mejoran nuestro bienestar emocional y fomentan un estilo de vida más activo y social. Esta relación de reciprocidad destaca la importancia de protegerlos y cuidarlos con la misma dedicación y consideración que ellos naturalmente nos brindan.

Redacción | El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey