martes , noviembre 29 2022

Inauguran tercer módulo del Diplomado en Intervención de Crisis en la UANL

La Secretaría de Salud del estado asume el desafío de capacitar al personal de salud mental para atender a quienes requieren una intervención para superar la situación de conflicto que enfrentan.

Una estrategia concreta es el Diplomado sobre Intervención en Crisis, que en este 2012 va en su segunda edición con una participación de 237 personas, que sumados al primer grupo de 78 especialistas, es posible decir que Nuevo León ya cuenta con 315 expertos en la materia, considerando que la salud mental ya ocupa un lugar importante en la agenda estatal.

Este diplomado es de carácter interdisciplinario e involucra a 12 instituciones, entre ellas la Universidad Autónoma de Nuevo León, sede de este encuentro que fue inaugurado el pasado 9 de julio en el auditorio del Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias de la Salud (CIDCS) en presencia del Rector Jesús Ancer Rodríguez y el doctor Jesús Zacarías Villarreal, Secretario de Salud en el estado.

Atienden a víctimas de la violencia

uanl

En el segundo Diplomado sobre Intervención en Crisis participan profesionales de la salud mental, médicos generales, enfermeras, trabajadoras sociales, así como personal de la Procuraduría General de Justicia Estatal y la Procuraduría General de la República, Delegación Nuevo León.

En total son 130 horas de capacitación, con mucha práctica en el tema, “desafortunadamente ya está en la agenda un tema que anteriormente no era importante, pero creo que a partir de esta actividad hemos podido atender a poco más de 4 mil personas afectadas por la violencia, creemos que es la forma más adecuada, hay que difundir que existen ya este personal capacitado para que puedan acceder a estos servicios para actuar de manera inmediata”, expresó Jesús Zacarías Villarreal.

El titular de la Secretaría de Salud explicó que hay evidencia científica de que el mejor pronóstico ante una experiencia traumática en hechos de violencia se da cuando la persona acude inmediatamente a solicitar apoyo y no deja que pase el tiempo, porque luego se vuelve una enfermedad crónica, donde hay más molestias y se vuelve más complicado.

De las personas atendidas en casi tres años del programa, 680 son niños, otro tanto son adolescentes, cerca de mil 200 mujeres y el resto son hombres que fueron atendidos en 26 brigadas comunitarias en diversos hechos.

“Se han realizado brigadas en comunidades del área rural donde ha sucedido algún accidente que amerita un abordaje grupal, comunitario y cada vez tenemos mejor preparación para hacerle frente a este problema de salud mental; considero que sí hay más conciencia de cómo afecta la violencia, ya que las personas aceptan la comunicación y el personal sabe cómo abordarlo”, expuso.

Zacarías Villarreal destacó que incluso han participado en este programa los representantes de los medios de comunicación, quienes también sufren de alguna manera la cobertura de estos hechos, por el impacto emocional intenso y que también desgasta, por eso es importante tener la asesoría profesional.

“La mayoría de los casos se resuelven en una sola intervención, menos del 10 por ciento requieren más de una intervención o incluso medicamento con diferentes tratamientos, por eso es el que el equipo canaliza a las personas que van a requerir un tratamiento prolongado a alguna de las instituciones que están participando”, agregó.

Y la UANL no está exenta del impacto que tiene la violencia en la comunidad universitaria, el Rector Jesús Ancer Rodríguez compartió que apenas hace unos días los padres de jóvenes estudiantes desaparecidos le solicitaron una audiencia para exponer los casos y solicitar ayuda para los integrantes de su familia.

“En esta audiencia aprendimos que la situación es compleja, porque los integrantes de las familias entraron en una crisis severa que afectó su proyecto de vida, pero gracias  a la Universidad logramos atenderlos y rescatarlos; les dimos facilidades para que se reintegraran a los estudios, en algunos casos para obtener el título o terminar su servicio social. Tenemos que ser solidarios, por eso me da gusto iniciar este diplomado que nos permitirá tener profesionales atentos a esta situación”, expuso.

El Ejecutivo universitario dejó claro que la inseguridad es de todos, “necesitamos ser participativos para lograr el cambio, que las instituciones asuman su responsabilidad para atender la crisis social que nos aqueja; hoy la UANL se suma al trabajo de la Secretaría de Salud y del resto de las instituciones para formar un frente común para atender a la sociedad y a los jóvenes una oportunidad de trascender y de mejorar para recuperar nuestro país”.

En la apertura del tercer módulo del diplomado estuvieron presentes el doctor Jorge Mascareñas Ruiz, Presidente de la Sociedad Analítica de Grupo Monterrey A.C.; el doctor Edelmiro Pérez Rodríguez, Subdirector de la Facultad de Medicina, y el doctor José Navarro Góngora, profesor-investigador de la Universidad de Salamanca y ponente invitado.

 

 

Nosotros invitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.