miércoles , julio 17 2024

“¿Quién es él? ¡Es Abel!”

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

La frase “¿Quién es él? ¡Es Abel!”, casi estoy seguro que fue usada como slogan de campaña de alguna de tantas intentonas democráticas en las que luchó como candidato Abel Guerra Garza, conocido ex priista y ahora morenista y jefe indiscutible del “Grupo Escobedo”.

Si me equivoco corríjame por favor.

uanl

¿Recuerda usted quién llevó a Natividad González Parás a la victoria de la gubernatura en 2003? Les recordaré: fue la estrategia estatal trazada por Abel Guerra en su papel como dirigente tricolor de aquel entonces, quien la explicó y la aplicó minuciosamente en su momento.

Han pasado casi 20 años y el estado estaba bajo el gobierno insensible del panista Fernando Canales Clariond, quien en 1997 había desplazado al PRI del Palacio de Cantera en una victoria histórica.

Guerra Garza asumió el liderazgo de un PRI en ruinas y comenzó la titánica tarea de unir a los 51 municipios en torno al 2003. Su enfoque se basó en la unión de todos, priorizando la tarea de salvar heridos en medio de tantas luchas internas. Fortaleció la estructura del PRI mediante confianza, compañerismo y trabajo en equipo, entendiendo que todos estaban en el mismo barco, aunque cada uno ocupando su lugar.

Arquitecto al fin, supo dar orden al desorden.

Finalmente, en 2003, los priistas lograron recuperar gubernaturas, diputaciones federales, alcaldías y diputaciones locales que habían perdido anteriormente. Es innegable que Abel Guerra fue el líder del proyecto, mientras que Natividad fue la cara visible de la película.

¿Por qué cuento esta historia? Por algo sencillo: si el comité estatal de Morena, dirigido por Anabel Alcocer y asesorado por el astuto líder de Escobedo, sigue la misma fórmula, el 2024 será un año mucho mejor para los militantes de Morena, a pesar de la ausencia de AMLO en la boleta.

Quien me conoce sabe que Abel no es santo de mi devoción pero digo e informo de acuerdo a la historia y comprobablemente la historia no miente.

Algunos podrán recordar la derrota de Clara en 2021 en la gubernatura, pero la base de un triunfo se construye con un partido sólido y un trabajo en equipo bien fundamentado.

Mientras el PRIAN y MC siguen enfrascados en disputas diarias y ambiciones personales, lo mínimo que se espera es que Morena en Nuevo León, con el arquitecto Abel al timón y una hoja de ruta clara, entregará grandes resultados a Claudia Sheinbaum en el ya nada lejano 2024.

Mis insiders en Morena Nuevo León tienen días advirtiéndome que no hay que dejarse llevar por la idea de que Abel quedó afectado por el nombramiento de Viridiana Lorelei Hernández Rivera, representante legal de Morena ante el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana. Me aseguran que no es así. La capitalina tiene un cargo electoral en el IEE, pero no es la estratega para seleccionar a los mejores candidatos a nivel estatal. La esfera federal está bajo la dirección del CEN. Viridiana conserva un cargo como representante ante el IEE, algo similar a lo que Roberto Benavides tuvo en 2015, 2018 y 2021, es decir, prácticamente nada.

Sígame en este mismo baticanal porque aquí le revelaré la posible estrategia electoral de Anabel y Abel, basada en estudios de impacto en el mercado electoral y la imagen de posibles candidatos para 2024. Abel, un apasionado de los estudios de mercado, se sumerge en números, y las matemáticas no mienten. La promesa es un partido Morena fuerte, decidido, unido y, lo más importante, bien organizado en Nuevo León.

@obedc[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey