jueves , julio 25 2024

Rodrigo Medina y “Conan Big” están en Morena; abuchean a Adán Augusto

Editorial |

Once Varas | Por: Obed Campos

El mundo real, el del suelo duro que pisamos usted y yo todos los días para ganarnos el sustento, es muy diferente a las fantasías animadas de ayer y hoy que viven nuestros políticos, quienes a fuerza de corifeos y aduladores tragan tantas mentiras a diario que se las creen.

Ahí tiene usted el caso de Adán Augusto López, quien, por lo visto tiene mucho tiempo de no verse al espejo para reconocer que no tiene nada de atractivo, y la abucheada de que fue objeto en el partido de beisbol de las Grandes Ligas en el estadio Alfredo Harp Helú debería de servirle de algo.

uanl

Guardando proporciones, está como Eugenio Torres Villareal, alias “Konan Big” o “El Watifor”, quien dejó de ser patiño de los malísimos programas de encueradas y revistas en la tele local para convertirse en “operador político”.

La semana pasada llegó al Vip´s de Las Torres acompañado de una dama pero sin soltar nunca el teléfono y casi gritando, como para que los comensales que ahí nos encontráramos nos diéramos cuenta: “Estoy trabajando con Marcelo Ebrard”.

“Sí, me invitaron y pues me uní a la campaña aquí en Nuevo León”, reiteró el otrora luchador.

Expertos en los movimientos de la supuesta izquierda en Nuevo León me piden que no me asombre por la presencia de “Konan” en Morena. “Si Watifor anda con Marcelo, pues no adivinas quien anda bien pegado con Claudia (Sheimbaum)…”

Y en seguida me cuentan que Rodrigo Medina, el otrora “Golden Boy”, del cual nomás el mal recuerdo queda, está metido hasta la cocina en la campaña de la Sheinbaum.

“El secreto de Rodrigo no es que sea una lumbrera en política, que no lo es. Su secreto es la lana que le está aportando a la campaña de Claudia, y no para regresar a la escena política, sino para lograr que su manto lo proteja el siguiente sexenio…” me cuenta mi informante.

Y sí, me queda claro que los medinistas son los que cumplen excelentemente bien aquella máxima que repito muy seguido de que la diferencia entre conservadores y revolucionarios es la hora que van a misa.

Le insisto, Medina no quiere convertir lo suyo en un movimiento político ni ideológico lo que busca son escudos en contra de más persecuciones porque lo suyo no quedó nada claro.

Pero como la política local en Nuevo León en asuntos morenistas la resuelven los impresentables Clara Luz Flores y su socio marido Abel Guerra, quien sabe que tan segura esté la posición de Medina y compañía.

Video: https://youtu.be/vm3K87kzEpc

LOS AVANCES DE FUERZA CIVIL

Tras tomar el control de la Policía de Zuazua, Nuevo León, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Gerardo Palacios Pámanes advirtió que aplicará inflexiblemente pruebas de control de confianza a los uniformados municipales y revisará el armamento que tenían asignados los oficiales para descartar irregularidades, tanto en el estado físico del arsenal como en lo legal.

Palacios Pámanes también advirtió que el caso Zuazua, donde un padre y su hijo operaban de policías uniformados, sin pasar los controles de confianza y contra toda recomendación, debe de servir de ejemplo a las otras policías municipales.

Ayer la estrategia de seguridad ordenada por Palacios Pámanes demostró que funciona y en tres operativos interrelacionados Fuerza Civil logró la captura de 15 integrantes de una célula del crimen organizado.

Se capturó al cabecilla, en San Nicolás; en los dos posteriores a sus subalternos, en Guadalupe. Trascendió que la banda operaba principalmente en los municipios de El Carmen, Salinas Victoria, Ciénega de Flores, General Zuazua, Guadalupe y General Escobedo.

Además, tras conocerse los resultados de la última encuesta nacional de Victimización y percepción sobre Seguridad Pública del INEGI, Fuerza Civil obtuvo el primer lugar en el ranking nacional como la corporación que posee mayor confianza en el país.

@obedc
[email protected]

Las expresiones e imágenes vertidas en esta columna de opinión, son responsabilidad únicamente de su autor y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Portal de Monterrey

Nosotros El Portal de Monterrey