viernes , abril 19 2024

Los viejos de hoy

Hablando entre Lenguas

Por: Patricia Pedraza / Editorial

Los tiempos que estamos viviendo son toda una revolución en todos los ángulos de la vida   y lo que antes era privativo de los Estados Unidos,  ya está siendo del control de los otros países que están considerados “no tan desarrollados”, otros dirían, no tan modernos.

Me refiero al estilo de vida del ser humano. Mucho, pero mucho antes  se le conocía como viejos o ancianos a las personas que tenían alrededor de  50 o 60  años, y esa imagen se extendió hasta los sesentas, incluso me atrevería a decir que hasta los setentas  pues yo recuerdo que cuando era niña,  veía una persona rascando los 50  y  para mí era ya extremadamente grande de edad, ni que decir de alguien que tuviera  60, 70 o incluso 80 o 90 años. Básicamente su vida ya había terminado y solo esperaban su momento de retirarse de este mundo.

uanl

Hoy en día esto ya no es así y cada día  nuestra gente latina  y de otras culturas tanto mujeres como hombres de edad avanzada buscan aprender aquello que algún día fue su sueño, buscan mantenerse física y mentalmente activos.

Cada día se nos hace mas normal verlos en el gimnasio, tomando  clases de zumba, los vemos también exponiendo su talento en el arte de la pintura o la fotografía,  etc.

Esto siempre ha sido muy común verlo entre los americanos  y creo que nunca va a parar pues tan solo en mi clase de español tengo varias estudiantes de  edad avanzada con un deseo y pasión por aprender  tan grande,  que  bien podrían desbancar a cualquier  adolescente y no solo eso, sino que se mantienen activas en otras áreas de su vida.

Los inteligentes saben sacarle provecho a su talento y viven precisamente de eso teniendo así, una vida de  lujo pues pueden disponer  de su tiempo como y cuando ellos quieran.

Ellen es una estudiante que tiene alrededor de 75 años, es una de mis estudiantes de español que en menos de cuatro meses ella ha logrado vencer las barreras del idioma y aunque es nivel principiante ella ya entabla pequeñas conversaciones con hispanohablantes sintiéndose muy segura de sí misma.

Aparte de estudiar español, ella es profesora de piano, que por cierto cuenta con  más de 15 estudiantes de todas las edades, enseña corte y confección a niños y adultos y todo eso desde la comodidad de su hogar.

Su rutina incluye ir al gimnasio tres veces a la semana, sábado y domingo es parte del coro de dos iglesias. Por si esto fuera poco, ella esta totalmente actualizada con todo lo relacionado a las redes sociales y para darse un respiro y descanso  viaja sola por todo Estados Unidos sin ningún temor.

Sin duda como Ellen hay muchas en la unión americana y es que esa es su cultura, sus costumbres;  lo bonito y para orgullo nuestro  es que ahora eso lo vemos en nuestra gente, en otros países, otras culturas.

A Texas School of Languages llegan cada vez más estudiantes latinos y  de otras nacionalidades de edad avanzada para las clases no solo de inglés,  sino de chino, de alemán, etc.  Da gusto verlos también en los gimnasios o en las bibliotecas, en el teatro, el arte. De hecho hay personas que se lanzan como empresarios  a su edad ya avanzada. Eso es digno de orgullo, respeto y admiración.

Conversando con mi estudiante Ellen, sobre su estilo de vida y del por qué ella hacia tantas cosas cuando en realidad podría quedarse en su casa, ella respondió: “es una forma de mantenerme viva”  “me siento joveny siento que todavía tengo mucho que hacer y ofrecer en este mundo”.

Mucho se ha hablado de que para mantener nuestro cuerpo con flexibilidad después de los cuarentas no hay nada como tener la disciplina de hacer ejercicio , al igual que nuestro cerebro, tenemos que llevarlo al “gimnasio” y eso es mantenerlo activo, pensando, trabajando, produciendo para evitar la oxidación de nuestros órganos que por ende surgen  así, las enfermedades mentales.

Por supuesto que este estilo de vida es toda una disciplina cultural más común en Estados Unidos, variara en cada individuo. Lo importante es que las estadísticas arrojan que en nuestros países latinos el número de personas de la tercera edad  que se mantienen activos  aprendiendo algo nuevo, de voluntarios en alguna organización  crece cada día mas, poco a poco, es verdad,  pero eso es avance.  Lo peor es quedarse en casa a hacerse mas viejos por la depresión, tristeza y/o melancolía  de lo que pudo haber sido y no fue.

Opino que este nuevo estilo de vida nos tocara  vivir a nosotros  los que pertenecemos a la generación X  (algunos le llaman generación de la apatía o generación perdida), es decir los nacidos a mediados o finales de los sesentas, que sin lugar a equivocarme  muchos ya lo estamos viviendo debido a que hemos sido parte del cambio desde la televisión de blanco y negro a la televisión a color, la era de los celulares, las computadoras  y ahora las redes sociales. Por lo tanto cuando rebasemos los cincuentas o sesentas seriamos considerados unos viejos muy a la moda, unos viejos muy atléticos, unos viejos muy actuales.

https://www.facebook.com/patricia.pedraza.5

 

Nosotros El Portal de Monterrey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *